SOCIEDAD › INSóLITO RECLAMO DE UN HOMBRE QUE FUE CONDENADO POR HOMICIDIO Y DICE SER INOCENTE

Intento de bonzo en la Rosada

Dos hermanos intentaron prenderse fuego luego de ver frustrada su pretensión de ser recibidos por la Presidenta. Uno de ellos dice que lo condenaron a 23 años en Lomas de Zamora y que no quiere volver a la cárcel. Los federales les arrojaron agua.

Se rociaron con nafta e intentaron prenderse fuego. No está claro si fue un intento de suicidio a lo bonzo o de llamar la atención para su causa (uno de ellos, Alcides Orrego, de 34 años, fue condenado por un homicidio que dice que no cometió). Lo que está claro es que equivocaron el escenario. La condena tuvo lugar en Lomas de Zamora, Justicia provincial, y la acción bonzo intentaron cumplirla frente a la Casa Rosada, después de haber tratado inútilmente de ser recibidos por Cristina Kirchner. Los federales lograron evitar que se prendieran fuego arrojándoles agua.

La protesta tuvo lugar alrededor de las 9.30, frente a Balcarce 50. Alcides Orrego, acompañado por su hermano Alfredo, de 32, trató de que a la entrada de la Rosada le dieran una audiencia con la Presidenta. No tuvieron éxito. Entonces, caminaron hasta Balcarce e Yrigoyen, en la esquina de la casa de gobierno, donde Alfredo roció a su hermano con nafta de un bidón que llevaban en una camioneta. Y Alcides hizo lo propio. Cuando intentaron prenderse fuego, los policías que los seguían porque sospechaban, les arrojaron agua, con lo que evitaron que las llamas se desataran.

Poco después, la madre de los dos frustrados bonzos, de nombre Lorenza, aseguró que sus hijos habían tomado esa decisión porque Alcides había sido condenado por un homicidio. “Prefiere morir antes que volver a la cárcel”, aseguró la mujer.

“No concretaron el hecho”, dijo Alberto Crescenti, director del SAME. El médico explicó que ambos fueron trasladados al Hospital Argerich, donde llegaron con “un cuadro de crisis de angustia”. Crescenti aseguró que uno de ellos tiene “lesiones eritematosas” en la palma de una mano y en el pecho, pero aclaró que no revisten gravedad.

La madre relató que Alcides había sido condenado en 2010 por el caso que se conoció como la Masacre de Lomas de Zamora, ocurrido en 2005, cuando dos personas resultaron muertas a tiros y otras tres, heridas, tras un tiroteo que según se sostuvo en aquel momento estaba relacionado con el tráfico de drogas.

Alcides asegura que se trató de “una causa armada por la policía”. Lorenza dijo que quisieron prenderse fuego con el objetivo de pedir un cambio de jurisdicción en la investigación. “Lo están acusando de algo que no cometió. Le dieron 23 años de condena y no es justo que esté pagando por algo que no hizo”, sostuvo. Luego criticó que “los jueces de Lomas de Zamora no tienen ni un poquito de intención de desvincular” a su hijo de la causa.

Estela Orrego, hermana de los dos casi bonzos, estuvo en noviembre de 2012 encadenada durante 26 días frente a la sede de la Cámara de Casación Penal bonaerense, en La Plata, por el mismo reclamo. La madre está convencida de que tras esa protesta y las pruebas que presentaron “le dieron la libertad condicional” luego de estar detenido durante un año y siete meses, lo que no coincide con los términos procesales.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.