SOCIEDAD › PROFESIONALES DE HOSPITALES PORTEÑOS CONTRA LOS RECORTES Y DESCUENTOS SALARIALES

Marcha blanca por la salud

Unos 4500 profesionales marcharon a la Jefatura de Gobierno por los recortes en salarios, producto de una supuesta mala liquidación anterior. Críticas a la Asociación de Médicos Municipales porque, dicen, “avala la rebaja salarial”.

Profesionales de hospitales públicos porteños realizaron ayer una “marcha blanca” a la Jefatura de Gobierno para reclamar “contra el ajuste en salud” de la gestión macrista que en los últimos dos meses suprimió horas extras y recortó los salarios de 16 mil trabajadores por una supuesta mala liquidación anterior. La principal preocupación del colectivo es que, además de las “correcciones”, el macrismo “plantea la necesidad de recuperar las sumas pagadas de más en el transcurso del corriente año”. Es decir, que el médico que cobraba 10.000 pesos en mayo y ahora cobra 8500 podría terminar percibiendo una suma menor por un presunto error administrativo.

“La marcha nos sorprendió. Hubo cese de actividades en 26 hospitales y se movilizaron aproximadamente unos 4500 profesionales. Fue un acto importante ante una situación muy grave con la rebaja salarial, los 1500 cargos concursados sin asignación de fondos y la falta de personal en guardias”, explicó a Página/12 Jorge Pachamé, médico de terapia intensiva del Hospital Sardá y miembro del Frente de Recuperación Gremial.

Además de médicos, enfermeros, psicólogos, bioquímicos, residentes y concurrentes, técnicos y trabajadores de las distintas áreas de los hospitales públicos de la ciudad, protestaron también legisladores y docentes agrupados en UTE-Ctera. La marcha arrancó a las 11 desde Avenida de Mayo y 9 de Julio, e interrumpió totalmente el tránsito en la primera avenida.

La legisladora del Frente Progresista Popular María Elena Naddeo, presente en el lugar, destacó la unidad de los trabajadores y sus reclamos. “Fue una marcha muy importante, masiva, con una representación diversa y una unidad que hace tiempo no veíamos en el ámbito de la salud, cuestionando el ajuste y a la dirigencia gremial que lo avaló. No es sólo la cuestión salarial, cada vez se cierran más servicios por falta de personal ya que se producen jubilaciones automáticas y no se toma gente. El Ministerio de Modernización es una máquina de expulsar trabajadores: jubila y demora la reposición”, afirmó.

“La gestión sanitaria de Mauricio Macri enferma: a los problemas edilicios y la falta de personal e insumos, les sumó descuentos salariales injustificados. Si él y todos los funcionarios políticos tuvieran que atenderse en hospitales públicos y mandar a sus hijos a escuelas públicas, otra sería la realidad. Dudo mucho que aceptara ‘trabajar’ en una oficina en condiciones deplorables, sin asesores ni elementos, y que encima le descuenten un 20 por ciento de sueldo”, opinó por su parte el legislador y candidato a senador por la Nueva Izquierda Alejandro Bodart.

En tanto, el secretario general de UTE, Eduardo López, expresó en el acto que “el gobierno de Macri ataca constantemente la salud y la educación pública, por eso de la misma manera que estuvimos presentes para defender al Hospital Borda, hoy estamos aquí para exigir que se garantice el derecho social a la salud y a la educación en la Ciudad de Buenos Aires”. En cuanto a uno de los principales reclamos, la rebaja salarial, Pachamé hizo mención al Acta Paritaria Nº 66, firmada el 15 de julio, en la que la Asociación de Médicos Municipales (AMM) “reconoce las diferencias en liquidación erróneamente efectuadas y detectadas” y el gobierno “plantea la necesidad de recuperar las sumas pagadas de más en el transcurso del corriente año”.

“La asociación avaló que el gobierno nos baje el sueldo. La paritaria consolida la rebaja salarial. O sea, el gobierno nos dice ‘tu sueldo está mal, cobrabas 10.000 pesos, ahora vas a cobrar 8500, pero además te tengo que sacar lo que te di de más por nueve meses’ y el gremio dice ‘tienen razón’. No van a ir para atrás, ahora deben estar negociando en cuántas cuotas hacen la quita salarial para que se note menos.”

Ante esta situación, las asambleas en los hospitales reaccionaron. “La gente reclama porque el gobierno porteño no pudo demostrar el error. Por el derecho constitucional y la Ley de Contrato de Trabajo, no nos pueden rebajar. Aparte la supuesta enmienda tiene que ver con la paritaria 2011. La gente dice ‘yo no debo nada, a mí me bajaron el sueldo’. Esto avivó el planteo de que no cobramos bien. La paritaria no había sido buena y de repente nos sacaron todo el aumento del año. Además tenemos un aguinaldo bajo por lo que cobramos en negro, pagamos Impuesto a las Ganancias, un 6 por ciento de seguro por mala praxis y un 6 por ciento de obra social. Son muchas cosas. Esta es la gota que colmó el vaso”, aseguró Pachamé.

En este sentido, el dirigente gremial sostuvo que “esto no es un acto político sino gremial, muchos de estos profesionales votaron al macrismo, pero hubo un quiebre” y anunció que “la semana que viene va a haber asambleas con miras a un paro general la tercera semana de agosto en los 33 hospitales”.

Informe: Julieta Rumi.

Compartir: 

Twitter
 

Los trabajadores marcharon por Avenida de Mayo, desde la 9 de Julio a la Jefatura de Gobierno.
Imagen: Bernardino Avila
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.