SOCIEDAD › HUELGA SORPRESIVA DE LOS CONDUCTORES EN LAS LINEAS SAN MARTIN Y BELGRANO SUR

Un paro por los controles a maquinistas

La Fraternidad dispuso la medida con el argumento de que los controles a los maquinistas debe hacerlos “un médico y no una enfermera”. El ministro Randazzo dijo que el paro es “de una caradurez nunca vista” y sostuvo que tiene motivaciones políticas.

Los conductores de trenes, nucleados en el gremio La Fraternidad, realizaron ayer un paro sorpresivo en las líneas San Martín y Belgrano Sur desde las 4 hasta cerca de las 10 de la mañana, supuestamente para reclamar que los exámenes a maquinistas –a los que en principio se habían opuesto– sean efectuados “por un médico y no por una enfermera”. El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, dijo que la medida que afectó a 70 mil personas es “de una caradurez nunca vista” y sostuvo que “hay una cuestión política que tiene que ver con la resolución del fiscal de procesar al motorman por el accidente de Castelar”.

“Los conductores de trenes, nucleados en el gremio La Fraternidad, decidieron esta madrugada no prestar su fuerza laboral a raíz de que se niegan a ser sometidos a controles previos al ingreso al trabajo en la línea San Martín. A raíz de ello, la Ugofe, operadora del ramal, se encuentra imposibilitada de prestar el servicio de transporte a su cargo. La decisión ya implicó la cancelación de casi todos los trenes a partir del inicio de la actividad de la jornada”, informó a las 6 de la mañana la empresa administradora del ferrocarril.

Según explicaron, los trabajadores se oponían principalmente a los exámenes de aptitud psicológica. “La reacción de los conductores se ha planteado contra los exámenes de aptitud psicológica, que implican determinar si el empleado se encuentra apto para la prestación laboral a priori de comenzar sus funciones.”

En un nuevo comunicado, emitido pasadas las 8, la Ugofe anunció que los conductores nucleados en La Fraternidad de la Línea Belgrano Sur se habían sumado a la medida en el San Martín.

Consultado por las razones del paro, el secretario general del gremio La Fraternidad, Omar Maturano, aseguró que se debía a que “los exámenes psicológicos a los maquinistas los debe hacer un médico y no una enfermera”. “Queremos que los exámenes nos los hagan médicos o psicólogos. Hoy lo hacen enfermeras y es poco serio. No nos toman dilatación de pupilas, cualquiera que haya tomado cocaína puede ir a trabajar al otro día que no se dan cuenta”, expresó.

En cuanto a la causa contra el maquinista de la tragedia de Castelar, dijo que siempre “lo más fácil es culpar al trabajador, para salvar responsabilidades ajenas”. “Nosotros creemos en el compañero, le damos asistencia de abogados, psicológica, e intentamos preservarlo, poniéndolo en una tarea que no sea la conducción de trenes. Si el compañero se equivocó lo va a decir la Justicia, y si no se equivocó también”, aseveró.

En este sentido, Maturano cuestionó la grabación en la que se ve el accidente. “El video es una mentira, es trucho, está cortado y editado, incluso con sonidos. Si chocamos a las 7.47 el video no puede estar emitido 16.46, como figura. La abogada nuestra va a demostrar que es una mentira.”

Frente a esto, Randazzo salió a contestarle a Maturano desde Estados Unidos, donde estaba reunido con autoridades de universidades estadounidenses por la regulación del transporte público. “Es de una caradurez nunca vista, tiene un comportamiento corporativo. Acá hay una cuestión política que tiene que ver con la resolución del fiscal de procesar al motorman por el accidente de Castelar, ésa es la verdad.”

Para el titular de Transporte, el paro sorpresivo fue de “una actitud de absoluta irresponsabilidad, verdaderamente vergonzosa”. “Toman de rehenes a miles y miles de pasajeros. Tienen podrida a la gente y por eso me tienen podrido a mí, pero no me van a torcer el brazo. Algunos motorman cobran 50 mil pesos”, advirtió.

Al asegurar que Maturano “no tiene autoridad moral” para hacer ningún planteo, reiteró: “Conmigo no van a joder, porque están jodiendo a la gente, por eso me indigno, es indignante la actitud de este tipo”. “Es una barbaridad lo que hacen, toman de rehén a la gente, estamos reconstruyendo lo que se destruyó en los últimos 50 años, es increíble el grado de caradurez que tienen; no me perdonan que haya puesto cámaras en las formaciones, no me perdonan estos controles”, esgrimió.

“La Presidenta acaba de llamarme y me dijo: ‘Si este conflicto sigue, volvete’”, contó Randa-zzo, que de Estados Unidos viajará hoy a China.

Finalmente, esto no fue necesario porque el paro se levantó pasadas las 10. Según Ugofe, “los servicios comenzaron a normalizarse luego de que la operadora ferroviaria exhortara a los conductores de trenes a deponer su actitud” y “recién después del mediodía todos los ramales de ambas líneas circularon de acuerdo con el diagrama establecido”.

Por su parte, Maturano trató de justificar el paro: “Nos han comunicado esta tarde la decisión de instrumentar los estudios con médicos, lo que confirma la legitimidad de nuestro reclamo”.

Además, negó que los problemas en el servicio de la línea San Martín, que luego se extendieron al Belgrano Sur, hayan derivado de un paro sino que se produjeron porque los maquinistas “se negaron a realizarse el test psicológico sin presencia de personal idóneo”.

“La falta de servicios de trenes en las líneas San Martín y Belgrano Sur obedeció a que la empresa dejara ‘ausente’ al personal de conducción que no aceptó someterse a evaluaciones psicológicas con personal sanitario no idóneo.”

Compartir: 

Twitter
 

El paro se extendió desde las 4 de la madrugada hasta alrededor de las 10 de la mañana.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.