SOCIEDAD › POR UNA FALLA TéCNICA EN LA LíNEA B, PASAJEROS AGREDEN A TRABAJADORES

Furia con destino equivocado

Por un desperfecto, los subtes hicieron ayer un servicio corto. Usuarios indignados destrozaron la boletería, donde se refugió un grupo de trabajadores. Acusan a Metrovías y Sbase de hacer una campaña de opinión contra el personal.

Un desperfecto técnico dejó varada una formación de la línea B entre las estaciones Pasteur y Callao, ayer, poco después de las 9.10 de la mañana. Mientras los pasajeros eran evacuados por los túneles y salían por Pasteur, en el resto del recorrido el servicio se brindó en forma reducida, por lo que los trenes que salían de Juan Manuel de Rosas sólo llegaban hasta Medrano, estación en la que un grupo de usuarios furibundos la emprendió contra la boletería, donde se refugiaba personal del subte. En un comunicado, la empresa Metrovías reconoció la suspensión de “una hora por un problema técnico” y también “destrozos” y “agresiones verbales al personal” e informó que una empleada debió ser asistida médicamente por una crisis de nervios. Por la tarde, en la misma línea, un desperfecto interrumpió el servicio por unos 15 minutos. Claudio Dellecarbonara, de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (Agtsyp) y delegado de la línea, explicó a este diario que “se cayó el sistema que permite operar a la central de operaciones y (en las pantallas) no se veía dónde estaban los trenes; sin ese control, no se puede circular”.

Ayer por la tarde, un plenario de metrodelegados debatía “qué medidas se van a tomar” porque “la falta de mantenimiento que genera este mal servicio es también la que nos reporta la muerte de un compañero”, señaló Dellecarbonara, en relación con el accidente que, el sábado pasado, le costó la vida a un operario de limpieza de la línea, arrollado por una formación en el taller Rancagua. “Todo, la muerte, las agresiones a los trabajadores y los problemas técnicos, es responsabilidad de la empresa, que está apañada por Sbase (Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado), que es el Gobierno de la Ciudad, y que además hacen una campaña de opinión pública permanente en contra de los trabajadores”, agregó Dellecarbonara. El representante gremial adelantó que la próxima semana el gremio podría anunciar una medida “pero no para paralizar el servicio, sino para demostrar que lo que decimos es cierto, algo que va a demostrar que la falta de mantenimiento genera mal servicio y muertes”.

El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, desmintió las acusaciones, asegurando que “Dellecarbonara está todo el tiempo quejándose y no ayuda, porque es muy poco constructivo”. “Es cierto que no va a funcionar perfecto de un día para el otro, pero en este tiempo inauguramos cinco estaciones y compramos coches nuevos”, aseguró.

Por la mañana, una formación quedó detenida entre las estaciones Pasteur y Callao. La empresa Metrovías informó en un comunicado que se debió a “un problema técnico” que, al no ser solucionable rápidamente, llevó a decidir “la evacuación de los pasajeros que se encontraban a bordo”. “De acuerdo con las normas y procedimientos de seguridad operativa, se realizó un corte total de energía en la línea y, de acuerdo con el protocolo, se convocó a Bomberos y al SAME, que asistió a algunos usuarios con descomposturas leves”. Lucía Ginzo, vocera de la empresa, informó que 14 pasajeros fueron asistidos por el SAME en la estación Pasteur, “mayormente personas que se habían puesto muy nerviosas” durante la evacuación.

Poco después, la línea brindaba servicio reducido entre Rosas y Medrano, donde un grupo de pasajeros se enfureció. Metrovías señaló que, primero, hubo “usuarios que se opusieron a descender de la formación en la estación Medrano”. Al cabo de instantes, cuando habían descendido, “un grupo de pasajeros causó destrozos en la boletería y agresiones verbales al personal que allí se encontraba”. Una boletera debió ser asistida en el servicio médico de Metrovías, a donde fue llevada por sus compañeros.

El metrodelegado Dellecarbonara explicó a este diario que “la formación se paró y no había manera de moverla”. “Es una de esas formaciones que se trajeron desde España hace poco, las que se presentaron como nuevas pero tienen 30, 40 años de fabricación y estaban en depósitos de Madrid como chatarra. Fueron adquiridas como nuevas y puestas en funcionamiento en la línea B después de algunas modificaciones para que se adapten a alimentación con tercer riel, como es acá. Porque son viejos y por tantas modificaciones que hubo que hacerles, todos los días tenemos inconvenientes con estos trenes”, dijo el delegado.

Compartir: 

Twitter
 

Vidrios rotos en la boletería de la estación Medrano, tras la agresión de pasajeros.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.