SOCIEDAD › DEL GENETISTA QUE HIZO ESTUDIOS DE ADN EN EL CASO ANGELES

“No pudo haber contaminación”

 Por Raúl Kollmann

“Bajo ningún concepto pudo haber contaminación en las muestras analizadas en el caso Angeles”, señaló ayer el genetista Daniel Corach, uno de los más prestigiosos especialistas en la Argentina y a nivel mundial. Corach fue citado a prestar testimonio ante el juez Javier Ríos, la fiscal Paula Asaro, el abogado de la familia de Angeles, Pablo Lanusse, y los dos abogados de la defensa del acusado, Jorge Mangeri. “Todas las muestras se procesaron en una máquina, Applied Biosystems 3500, fabricada en Estados Unidos, muy sofisticada, que detecta cuando hay contaminación. Y las muestras hasta se recibieron en días distintos”, explicó Corach. Una de las ironías del caso es que el moderno aparato que se utilizó en los estudios fue comprado por la Facultad de Farmacia y Bioquímica al proveedor, Jorge Boselli, justamente el perito de la defensa de Mangeri.

La audiencia de ayer era considerada clave por los abogados de Mangeri, Miguel Angel Pierri y Marcelo Biondi, porque la defensa necesita demoler la prueba de ADN que hay en el expediente. Los estudios determinaron que bajo las uñas de Angeles se encontró material genético de Mangeri: completo en el dedo índice de la mano derecha e incompleto en otros dos dedos, el anular y el mayor. Cuando se habla de incompleto, lo que significa es que los marcadores encontrados coinciden todos con los de Mangeri, pero hay marcadores que no se pudieron rescatar por la contaminación del cuerpo de la chica en contacto con la basura. Además, hay una cuarta evidencia genética: también ADN incompleto de Mangeri en la cuerda con la que estaban atados los tobillos de la chica.

La estrategia de la defensa para cuestionar los estudios de ADN consistió en presentar una nulidad por contaminación. Sucede que las muestras se procesan en un secuenciador que tiene 96 pocillos, en los que se ponen muestras microscópicas que vienen ensobradas, selladas y, que en el caso Angeles, llegaron al laboratorio en días distintos. Lo que provenía del cuerpo de Angeles fue derivado a Farmacia y Bioquímica el jueves 13, mientras que la muestra de sangre de Mangeri llegó el lunes siguiente. La carga para el procesamiento se realizó de acuerdo con protocolos internacionales. “Nunca, en toda la historia de nuestro laboratorio, tuvimos un caso de contaminación. Hicimos los estudios de las dos turistas francesas asesinadas en Salta y viajé a Francia a presentar los resultados. No hubo cuestionamiento alguno: ellos hacen el estudio de la misma manera que nosotros”, explicó Corach.

El análisis genético se realiza procesando las 96 muestras que hay en los pocillos. La máquina está preparada para detectar cualquier error, incluyendo la contaminación.

Tras la audiencia de ayer, el juez Ríos debe decidir sobre el pedido de nulidad presentado por la defensa. Todo indica que la rechazará y Mangeri seguirá en la situación complicada en la que ya se encuentra.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.