SOCIEDAD › UNA DOCENTE Y UN AUXILIAR ESTABAN ACUSADOS DE ABUSO

Sobreseimientos en el Athos Palma

La Justicia confirmó la absolución de la docente y del auxiliar del Jardín de Infantes Athos Palma, que habían sido denunciados por dos madres de alumnos en mayo pasado por presunto abuso sexual contra dos niñas de tres años que asistían al establecimiento ubicado en Belgrano.

La Cámara Penal confirmó así el accionar del Juzgado Criminal de Instrucción Nº 35 que en julio pasado había sobreseído a los acusados, ya que no se habían podido reunir los elementos probatorios para continuar con la investigación. El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, en declaraciones radiales sostuvo que “es una muy buena noticia para la educación: absolvieron a Hilda y José Luis, maestra y auxiliar de portería respectivamente, del Athos Palma. Es muy importante porque los habían acusado de abuso y se comprobó que era falso. Hablé con Hilda y está muy contenta, por suerte”.

El sobreseimiento había sido dictado el 13 de julio por el juez Osvaldo Rappa, a cargo del Juzgado Nº 35. El magistrado, tras escuchar el relato de las dos niñas en Cámara Gesell –de las cuales sólo una refirió acciones que podían ser compatibles con un hecho de abuso– y recabar otros medios de prueba, resolvió, en ese entonces, que “no hay rastros ni signos de violación” y, por lo tanto, “se asume la inocencia de los imputados”. La investigación incluyó entrevistas psiquiátricas, pericias psicológicas e informes de profesionales del Servicio de Ginecología del Hospital de Clínicas.

Las denuncias habían sido realizadas en abril, pero recién trascendieron al mes siguiente. Apuntaban, en un comienzo, contra seis maestras y un ordenanza. El jardín, ubicado en Sucre 2284, se convirtió así en escenario de una controversia entre los padres que denunciaban abusos y los que sostenían que tales hechos no habían ocurrido y defendían la gestión del establecimiento. Valeria Gómez, una de las denunciantes, contó, en esa oportunidad, que a su hija de tres años “le pegaban, la ataban, la desnudaban y le sacaban fotos”. “Mi hija, cuando ve el guardapolvos, llora y me dice ‘no, mamá, no quiero ir al jardín’, nombra a todos los nenes, tiene pesadillas y se hace pis en la cama”, relató la madre. En tanto, un grupo de padres, en conferencia de prensa, leyó un comunicado en el que respaldó el funcionamiento de la institución y aseguró que seguiría enviando a sus hijos al jardín.

Compartir: 

Twitter
 

El jardín de infantes Athos Palma
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.