SOCIEDAD › EN TRES ARROYOS, MATO A GOLPES A SU MUJER Y DESATO UNA OLA DE REPUDIOS

La golpeó tres días para que escarmentara

Golpeó a su mujer durante tres días seguidos con la idea de que escarmentara. La mujer fue hallada en estado de coma y luego falleció. El marido se presentó ante la Justicia y reconoció que la había golpeado, pero intentó asegurar que no quiso matarla.

Una mujer que había sido golpeada brutalmente por su marido durante tres días murió en la ciudad bonaerense de Tres Arroyos. Su esposo, que fue detenido acusado de “homicidio agravado por el vínculo con ensañamiento”, declaró que, tras un ataque de celos, golpeó a su pareja porque “quería darle un escarmiento”. El caso generó la indignación de los vecinos quienes anteayer se movilizaron por las calles de la ciudad para pedir justicia.

El lunes a la noche, un llamado anónimo a la Comisaría de la Mujer de Tres Arroyos alertó a la policía sobre un caso de violencia de género en una vivienda de la ciudad. María Daniela Torres, una joven de 25 años, madre de cuatro niños, fue encontrada inconsciente en la cama de su casa, ubicada en la calle Liniers al 1400. La mujer tenía cuatro costillas fracturadas, traumatismos en todo el cuerpo y otras lesiones graves. Durante tres días seguidos su esposo, Daniel Zuñiga, de 26 años, la había golpeado ferozmente, usando los puños y un palo de escoba. Poco antes de que llegara la policía, Zuñiga ya se había retirado de la vivienda. Según informaron fuentes policiales, al momento de ingresar en la casa los efectivos se encontraron con los suegros y la cuñada de la víctima, quienes ahora podrían ser investigados.

Torres fue internada en el sector de terapia intensiva del Hospital Pirovano. El director interino del centro de salud, Gabriel Guerra, indicó que la joven se encontraba en estado de coma cuando ingresó al hospital. A raíz de las heridas, Torres debió ser operada en tres oportunidades, agonizó durante varias horas y finalmente falleció el martes a la noche. Tras la muerte de la joven, su esposo se presentó en el Juzgado de Garantías y quedó detenido, imputado por “homicidio agravado por el vínculo y privación ilegítima de la libertad”. La fiscal a cargo del caso, Verónica Vidal, dijo a este diario que Zuñiga admitió que la golpeó y que “quería darle un escarmiento”, pero que no era su intención matarla. Según el relato del detenido, el salvaje ataque que le propinó a su pareja habría sido a causa de un brote de celos. La funcionaria pública detalló que el acusado habría comenzado a golpear a la víctima el viernes a la noche, para continuar con la agresión durante el sábado y el domingo, y que “le pegó con sus manos y con un palo de escoba”. “Por eso –explicó la fiscal– la imputación tiene el agregado del ensañamiento que supone haber prolongado durante casi todo el fin de semana el dolor y la agonía de su propia pareja. La pena que le cabe no es otra que la de cadena perpetua.”

A su vez, Vidal sostuvo que el imputado, al momento de la detención, “estaba conmovido y dijo que se enteró de la muerte de la joven por los medios y decidió entregarse”.

La fiscal explicó que Zuñiga “se fue el lunes, horas antes de que la policía entrara en la casa; en un primer momento, los familiares negaron que allí se encontrara la joven. Mediante evasivas dijeron que estaba en otra dirección, pero tras comprobar que no era así, la policía volvió al lugar e ingresó en la casa. En ese lapso, el marido se había retirado porque dijo que estaba asustado. Al día siguiente pedí al juez la detención, pero antes de que se ordenara, el acusado se presentó y lo aprehendimos”.

En la indagatoria, el acusado “manifestó que la estaba cuidando, que pensaba que se iba a recomponer, y cuando vio que no se recomponía y que su estado era grave, se asustó y decidió retirarse”. Vidal sostuvo que el detenido “dijo que no llamó a la ambulancia y que no tenía conocimiento de que alguien de su familia lo hubiera hecho”.

En cuanto a los familiares del detenido que se encontraban en la vivienda al momento del hallazgo de la víctima, la funcionaria sostuvo que “se están buscando más elementos probatorios para evaluar la imputación que le podría corresponder. Podría ser abandono de persona o encubrimiento aunque, en este último caso, podrían estar exentos de responsabilidad penal por ser familiares directos. Lo estamos evaluando”.

Vidal aseguró que mantuvo reuniones con la madre de la víctima, Daniela Abraham, y la hermana, Alejandra Torres, para ponerlas al tanto del curso de la investigación.

El caso generó gran conmoción e indignación en Tres Arroyos. Cientos de vecinos marcharon el miércoles a la noche por las calles de la ciudad para pedir justicia y exigir el procesamiento de toda la familia Zuñiga. La protesta comenzó en la plaza San Martín, donde se reunieron alrededor de setecientos vecinos. De allí, los manifestantes se movilizaron hasta la comisaría. Zuñiga, por su parte, fue trasladado poco antes a Bahía Blanca para evitar que se produjeran incidentes durante la protesta.

La madre y la hermana de la víctima encabezaron la movilización. “Queremos que pague él y su familia”, dijo la madre de la joven. “La relación siempre fue a golpes, pero nunca la había tratado así”, señaló Abraham, quien además sostuvo que su hija nunca denunció a Zuñiga “porque ella, de tan buena que era, no hablaba”.

Los vecinos y familiares de Torres reclamaron que se investigue a los familiares del hombre que permanecían en la vivienda cuando fue perpetrado el ataque. Ante la presencia de los manifestantes, el comisario Héctor Fernández dijo que los familiares “están sometidos a un proceso y la Justicia se va a encargar”.

Compartir: 

Twitter
 

María Daniela Torres tenía 25 años y cuatro hijos. Daniel Zuñiga, de 26, quedó detenido después de su declaración.
Imagen: Gentileza Diario 3
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.