SOCIEDAD › CONDENA AL GOBIERNO DE LA CIUDAD

El cadáver que no estaba

La Justicia porteña condenó al Gobierno de la Ciudad a indemnizar a la familia de Cirilo Díaz Díaz, cuyo cuerpo estuvo 22 días descomponiéndose en el Hospital Santojanni mientras su mujer lo buscaba intensamente, inclusive en ese centro asistencial.

La Cámara Civil acaba de confirmar la condena por los “daños y perjuicios” a favor de Petrona Farfán Tolaba y sus dos hijos menores de edad, que deberán ser indemnizados con 80.000 pesos, 40.000 a la mujer y 20.000 a cada niño.

Según el expediente, revelado por Infojus Noticias, los hechos ocurrieron el 26 de agosto de 2007 cerca de las 5.30 de la mañana en el barrio porteño de Liniers, cuando una ambulancia del SAME acudió a atender a un herido. Se trataba de un joven de 20 a 25 años. Los médicos no pudieron salvarlo y a partir de allí se disparó una serie de errores y omisiones que derivaron en que el cadáver fuera remitido a la morgue del Hospital Santojanni –que no tenía suficientes cámaras frigoríficas para su conservación– y sin notificar a la policía. En rigor, confundieron al fallecido con un herido en un accidente de tránsito que había sido dado de alta.

Los días posteriores fueron de búsqueda infructuosa para la mujer, familiares y amigos de Díaz. En los hospitales les respondían, una y otra vez, que no estaba internado y que no tenían cuerpos sin identificar. Al Santojanni habrían concurrido cinco o seis veces.

También fueron al Consulado de Bolivia (la víctima y su familia son de ese origen), a canales de tevé y a radios del barrio, “mientras que el cuerpo de Cirilo estaba en la morgue del Hospital Santojanni”, dice el expediente. Recién lo encontraron el 17 de septiembre de 2007.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.