SOCIEDAD › LA MARCHA DEL ORGULLO GAY, BISEXUAL, TRAVESTI, TRANSEXUAL, TRANSGENERO, INTERSEXUAL Y QUEER

Una fiesta para sentirse orgulloso

La comunidad marchó de Plaza de Mayo al Congreso, pidió una ley más afinada contra la discriminación, criticó al Papa y al PRO, y le dio una distinción a la Presidenta y otra al ministro de Educación Sileoni.

 Por Carlos Rodríguez

Con el mismo colorido de siempre, pero con una serie de planteos a los poderes públicos en demanda de una “mayor democratización y una ley antidiscriminatoria para todas y todos”, se hizo ayer la Vigésimo Segunda Marcha del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual, Travesti, Transexual, Transgénero, Intersexual y Queer, que reunió a miles de personas que primero se congregaron en la Plaza de Mayo y luego caminaron hasta el Congreso Nacional. Este año, la consigna central estuvo dirigida a demandar la aplicación efectiva de la Ley de Educación Sexual Integral, que debe ser “igualitaria, libre y laica”. Frente al Congreso, donde hubo un show artístico que fue cerrado por Sandra Mihanovich, hubo “abucheos” de desaprobación para personalidades que van desde el papa Francisco hasta la dirigente del PRO Gabriela Michetti. Por el contrario, hubo distinciones para la presidenta Cristina Kirchner –la recibió en el Salón Gris del Senado el vicepresidente Amado Boudou– y para el ministro de Educación nacional, Alberto Sileoni.

El papa Francisco fue abucheado porque antes de convertirse en el jefe del Vaticano “propuso una guerra de Dios contra nuestros derechos” y por haber calificado a los homosexuales como “enfermos y desviados”. En el caso de Michetti, la reprobación fue porque “votó en contra de la Ley de Matrimonio Igualitario, se ausentó cuando se votó la Ley de Identidad de Género y se abstuvo con la Ley de Reproducción Asistida”.

También fueron abucheadas “las comisarías 16º y 18º de la Policía Federal del barrio de Constitución por la persecución”, la Policía Metropolitana “por sus represiones sistemáticas, incluyendo la del Hospital Borda y la razia al bar gay Zoom” y, finalmente, “las policías corruptas de Salta, Mendoza y Córdoba por discriminación a la diversidad sexual”,

El reconocimiento a la Presidenta fue por “su intervención directa para poner los derechos de los ciudadanos y ciudadanas por encima de los intereses del mercado” en la sanción de la Ley de Reproducción Asistida y la distinción al ministro Sileoni fue porque si bien “falta camino por recorrer, nunca se ha hecho tanto en relación con el respeto y reconocimiento de la diversidad sexual como bajo su gestión”.

Hubo aplausos, además, para el ministro de la Corte, Eugenio Zaffaroni; la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social, Mónica Roqué; para los docentes Daniel Gustavo Benavides, Silvia Realini, Pabla Robles y Mara Llanos, de la escuela 20 de la Capital Federal; para la dirigente de la Tupac Amaru, Milagro Sala; y para la periodista Julia Mengolini. En cambio, fueron abucheados Samuel “Chiche” Gelblung, Eduardo Feinmann y Pepe Gil Vidal.

En Plaza de Mayo, desde las 15, se reunió una multitud de manifestantes y se advirtió la presencia de muchas parejas heterosexuales que se acercaron para dar su apoyo. “Nosotros cinco somos integrantes de un grupo de veinte y vinimos para hacerle el aguante a un amigo que viene todos los años a la marcha”, explicó Leo, vocero de Los Murgueros por la Diversidad, que amenizaron la marcha con bailes y percusión.

Fue importante la presencia de delegaciones de agrupaciones de personas oriundas de Bolivia, Chile, Perú, Uruguay, Colombia y otros países latinoamericanos. Jair, una travesti nacida en la ciudad de Lima y radicada en la Argentina, se paseaba entre la multitud con su traje de Batichica. “Estoy acá porque en mi país no hay tanta libertad; acá puedo mostrarme y ser yo misma”.

Vara, una travesti integrante de la agrupación folklórica Diversidad Boliviana en la Argentina, contó que desde hace más de un año se vienen reuniendo “varias chicas y chicos de la comunidad que recién ahora se están animando a mostrarse en público”. Reconoció que en Bolivia “la gente no es tan abierta como son los argentinos, pero se están produciendo cambios positivos”. También se observó la presencia de columnas de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), y de agrupaciones políticas como el PTS, el MST, el Frente de Izquierda y La Cámpora, entre otros.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Bernardino Avila
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared