SOCIEDAD › DOS EX JEFES DE LA POLICIA TUCUMANA, PRESOS EN LA CAUSA LEBBOS

Tirando del hilo policial

Paulina Lebbos apareció muerta en 2006. Ahora, un ex subjefe de la policía provincial y otro ex alto jefe fueron detenidos, acusados de encubrimiento. También fueron apresados dos civiles.

El ex subjefe de la policía de Tucumán Nicolás Barrera y el ex jefe de la Unidad Regional Norte Héctor Brito fueron detenidos ayer acusados del delito de encubrimiento en la causa por el crimen de la joven Paulina Lebbos, ocurrido en esa provincia hace siete años. Junto con ellos también fueron arrestados dos civiles que habrían utilizado el teléfono celular de la víctima apenas desapareció, el 26 de febrero de 2006.

Por pedido del fiscal de instrucción penal Diego López Avila, el juez de instrucción Juan Francisco Pisa dispuso la detención, por parte de agentes de la Policía Aeroportuaria, del ex subjefe de la policía de Tucumán Nicolás Barrera y el ex jefe de la Unidad Regional Norte Héctor Brito. Ambos se encontraban ayer custodiados en la sede de Tribunales a la espera de declarar ante el magistrado.

“Están detenidos en Tribunales porque tienen que declarar. No los van a trasladar, sino que van a ser custodiados allí. No hay cien agentes de la Policía Aeroportuaria como dicen algunos medios, eso es mentira. Son todos efectivos de la región del NOA. Serán tres o cuatro personas”, explicó una fuente cercana a la causa.

En cuanto a los cargos contra Barrera y Brito, señaló que la acusación por encubrimiento “tendría que ver con irregularidades en el acta que se labró cuando se encontró el cuerpo de Lebbos”, el 11 de marzo de 2006 a la vera de la ruta 341, en la localidad de Tapia.

Además de los policías también se detuvo a dos civiles que habrían utilizado el teléfono de Lebbos no bien desapareció. “Hay dos civiles que hicieron llamadas desde el teléfono de Paulina que no han podido explicar ni justificar nada, ni la defensa tiene una estrategia. No hay indicios de que sean los autores materiales del crimen. Se había arrestado también a un familiar de uno de los dos que aparentemente no tiene nada que ver y va a ser liberado.”

La causa por el homicidio de Lebbos cobró impulso en los últimos días, luego de que el fiscal López Avila recibiera un informe con los resultados de los entrecruzamientos telefónicos y de otros peritajes técnicos.

“Son dos detenciones distintas. La detención de los policías tiene que ver con una investigación por encubrimiento que venía en curso y la de los civiles con la nueva investigación técnico-científica de entrecruzamiento de llamados que es mérito del fiscal y de la colaboración de las fuerzas de seguridad federales”, afirmó la fuente citada.

Paulina desapareció el 26 de febrero de 2006 luego de haber concurrido junto a su amiga Virginia Mercado a un boliche de El Abasto, en la capital tucumana.

Al salir de allí, ambas amigas se subieron a un taxi y se dirigieron hacia la casa de Mercado, quien descendió, y Paulina siguió su viaje.

Su cuerpo fue encontrado trece días después al costado de la ruta 341, en la localidad de Tapia, 30 kilómetros al norte de San Miguel de Tucumán, aunque, según la autopsia, el crimen ocurrió el mismo día de su desaparición.

El caso comenzó a reactivarse el martes pasado, cuando un hombre de 34 años fue detenido por la Policía Aeroportuaria, y permanece incomunicado en la alcaidía de los tribunales penales.

Posteriormente, el fiscal interrogó a un hombre y a su hijo y descubrió que uno de ellos era el dueño de un chip que había sido colocado en el teléfono de la víctima el 26 de febrero de 2006, según surge de los informes técnicos.

El segundo sospechoso, que también tiene 34 años, quedó aprehendido el miércoles a la noche y declaró ante López Avila, quien luego deberá decidir si le pide al juez Pisa que convierta la aprehensión en detención. Consultado por este tema, el vicegobernador de Tucumán, Regino Amado, a cargo del Poder Ejecutivo por el viaje de José Alperovich a la Capital Federal, se mostró sorprendido por las medidas judiciales. “Sorprende, pero también es bueno que la Justicia esté actuando sin ningún impedimento. Lo que nos interesa es que se llegue a la verdad absoluta. Acatamos todo lo que resuelva y lo que indique el Poder Judicial.”

Por otro lado, el padre de Paulina, Alberto Lebbos, reconoció el trabajo realizado por el actual fiscal de la causa, López Avila, y la Policía Aeroportuaria: “Hoy después de siete años, la verdad está saliendo a la luz”.

Compartir: 

Twitter
 

El padre de Paulina, Alberto Lebbos, viene reclamando justicia desde hace siete años.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.