EL PAIS › DEBATE ENTRE LOS SENADORES TRAS LOS DICHOS DE PICHETTO

La cuestión de la disciplina

Mientras desde la oposición criticaron la postura del titular del bloque del FpV en la votación del proyecto del Código Civil, desde el oficialismo plantearon que cuando hay diferencias internas, “debatimos, llegamos a un acuerdo y votamos en consecuencia”.

 Por Julián Bruschtein

El debate en la Cámara de Senadores por el nuevo Código Civil y Comercial dejó un intercambio de ideas entre los distintos bloques acerca de la “disciplina partidaria”, de la que habló el jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto. “Somos un espacio político que contiene personas que no piensan ni creen todos lo mismo. Debatimos, llegamos a un acuerdo y después votamos en consecuencia”, explicó un senador oficialista a Página/12. El legislador radical Ernesto Sanz señaló que prefería “toda la vida la sinceridad brutal a que me hagan un discurso hipócrita”.

“La verdad es que yo no lo comparto. Voy a funcionar, por supuesto, como siempre he funcionado, y además represento a la mayoría, con un concepto de disciplina política”, sostuvo Pichetto cuando cerraba con su discurso las intervenciones y posiciones de los senadores para dar paso a la votación del proyecto. El titular de la bancada oficialista mostró sus diferencias sobre algunos de los 180 puntos que se modificaron del proyecto de Código Civil y Comercial que había llegado a la Cámara alta. Su demostración de sinceridad a la hora de anunciar su voto positivo, pese a mantener algunas diferencias, desató el murmullo de algunos senadores opositores.

La senadora de la Coalición Cívica María Eugenia Estenssoro apuntó rápidamente a lo que calificó como “el estilo de la imposición” del oficialismo y agregó que “a Pichetto le preguntamos por qué no podíamos hacer modificaciones y dijo que él no tenía margen para abrir el debate, y en su discurso dijo que no estaba de acuerdo con muchas de las reformas del Código”. La legisladora, que finaliza su mandato el 10 de diciembre, apuntó a que “uno de los problemas de la política, y de la degradación en la Argentina, es que se votan o defienden cosas cuando ni siquiera los que las defienden creen en ellas”.

“El Frente para la Victoria está compuesto por legisladores que provienen de todos los sectores religiosos. Es lógico que se marque una diferencia a pesar de que el voto termine siendo homogéneo en el bloque”, aseguró un legislador de la Cámara alta, que explicó que “el pedido de la Iglesia Católica dejó un sabor amargo en algunos compañeros. Pero el espíritu de cuerpo llama a votar todos juntos”. En el debate sobre el Código, el senador peronista destacó: “Cuidado, porque lo primero que pusimos en claro a la Iglesia era que no volvíamos para atrás con los nuevos derechos como el del matrimonio igualitario”, mostrando una parte de la discusión con los sectores eclesiásticos.

“Lo valoro a Pichetto porque hay que tener valentía para ser el jefe del bloque de la mayoría y decir, a voz en cuello, que está votando nada más que por disciplina partidaria y no por convencimiento”, señaló el senador Sanz, chicaneando en parte al FpV. “La última frase de Pichetto fue casi un ruego a la Cámara de Diputados para que corrija los errores del Código”, destacó al apuntar al cierre de la oratoria del rionegrino, cuando sostuvo que el Código “tiene una matriz y tiene un pensamiento de los civilistas que no comparto, pero lo voy a votar igual” y pidió que “en la Cámara de Diputados se le realicen las modificaciones” que hagan falta.

Otro senador radical salió al cruce de los dichos del jefe de la bancada del FpV. El legislador santacruceño Alfredo Martínez responsabilizó a Pichetto del retiro de la oposición del recinto al momento de la votación. “Al oficialismo le planteamos de entrada si realmente tenían la voluntad de aceptar modificaciones que íbamos a plantear en muchos artículos, se nos dijo que sí y luego se aceptó sólo una modificación”, indicó Martínez apuntando al cierre de la posibilidad de introducir cambios en el proyecto.

Sanz apuntó a la discusión que se realizará el próximo año en la Cámara baja cuando traten el Código, que llegará con la media sanción del Senado: “Si prima nuevamente el concepto de la disciplina partidaria, no van a mover una coma”.

Compartir: 

Twitter
 

Pichetto había dicho que tenía diferencias, pero se atenía a “un concepto de disciplina política”.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.