SOCIEDAD › DENUNCIó QUE SU NOVIA SE MATó, AHORA ESTá PRESO

Un suicidio que parece femicidio

Un hombre quedó con prisión preventiva, acusado de haber asesinado de un escopetazo a su novia y luego denunciar que se había tratado de un suicidio, en la capital cordobesa.

La medida fue dictada por la fiscal Mercedes Balestrini contra Santiago Bonelli (39), por el “homicidio calificado por el vínculo y agravado por el uso de arma de fuego” de Rocío Florencia Rodríguez (23), dijo el abogado patrocinante, Carlos Nayi.

Los hechos ocurrieron el lunes 2 de este mes en la vivienda que compartía el acusado con su novia en Rodríguez del Busto al 2400 del barrio Alto Verde, de la ciudad de Córdoba. Según el relato de Bonelli, esa mañana pelearon con Rocío, él se fue a trabajar y cuando regresó, por la tarde, la encontró en el suelo, a metros del baño, en gravísimo estado a raíz del escopetazo que supuestamente se había efectuado.

Indicó que ante esta situación llamó a su hermano y a un médico amigo, Pablo Marín, que le tomó el pulso y constató que estaba muy débil, por lo que la llevaron al Sanatorio Allende del barrio Cerro de las Rosas, donde ingresó ya muerta.

Debido a que el hombre incurrió en diversas contradicciones, quedó detenido e imputado por el crimen.

Según la resolución de Balestrini, a partir de la declaración de Bonelli se ordenó una serie de peritajes, entre los que figura el dermotest en las manos de la víctima, que no halló restos de deflagración, por lo que se descarta que se haya disparado.

También los peritos determinaron que el tipo de escopeta secuestrada, una Beretta calibre 20, presenta características complejas que imposibilitan su utilización por parte de personas que no saben usarla.

Balestrini también señaló en su dictamen que se hallaron restos de sangre “en el baño y signos de arrastre en el pasillo” de la casa de la pareja, lo que demostraría que alguien manipuló el cuerpo de Rocío con el fin de eliminar pruebas que lo incriminen.

Para la fiscal, “se encuentra acreditado” que Bonelli utilizó la escopeta para “dar muerte a su novia Rocío Rodríguez” y, luego de ello, “a fines de procurar su impunidad, lavó todo el cuerpo y limpió la escena del crimen, para luego llamar a su amigo Pablo Marín solicitando ayuda”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.