SOCIEDAD › FUERTES CONTROLES EN EL VERANO A LOS CONDUCTORES QUE TAPAN LA PATENTE

Las avivadas ahora tienen multa

Quienes tapen de alguna manera la chapa para evitar las fotomultas deberán pagar 8 mil pesos si son descubiertos. El gobierno bonaerense implementó operativos especiales para detectarlos. También serán sancionados los que ponen CD al costado de la patente.

Patentes dobladas sin escrúpulo, manchadas en forma precisa con barro o adornadas con CD a sus costados. Desde ahora, las “avivadas” para evitar las fotomultas serán sancionadas de manera severa por el gobierno de la provincia de Buenos Aires. Durante todo el verano, habrá controles de tránsito específicos en autopistas y rutas a la costa atlántica y otros destinos turísticos. Y los conductores que intenten alterar la visibilidad de dominio del auto para evitar ser identificados serán multados con 8 mil pesos.

Esa suma, que será fijada por los Juzgados Administrativos de Faltas Provinciales, es el tope de la sanción prevista por la Ley de Tránsito. “Es una llamada de atención a los vivos, no a los conductores responsables”, indicó a Página/12 Alejandro Della Maggiora, director de Comunicación de la Jefatura de Gabinete provincial. “Aquel que impide la visibilidad de la patente adrede lo hace para poder cometer un delito sin ser identificado”, sostuvo.

En la misma línea, el director provincial de Política y Seguridad Vial, José Molina, aseguró que “salir a las rutas y, de antemano, pensar en evadir un control o cometer una infracción grave sin ser reconocido debe ser penado. Ese conductor sabe, a priori, que va a cometer una falta y cometer una falta es burlar la ley”.

La medida de penalización a los “tapa patentes” es llevada a cabo por la Dirección de Política y Seguridad Vial, en el marco del Operativo Sol, que se despliega en todas las rutas que recorren la provincia y en el que se verifica el cumplimiento de la Ley de Tránsito nacional 24.449. A través de este operativo, la policía provincial verifica la obligatoriedad de conducir con las luces bajas encendidas, con cinturón de seguridad puesto, y con el conductor portando su licencia habilitante, DNI, la cédula de identificación del automotor (verde o azul), cobertura de seguro automotor vigente y la VTV del vehículo.

“La medida surgió a raíz de 2500 casos que tuvieron lugar en los distintos Juzgados Administrativos de Faltas Provinciales durante todo el año, donde se comprobó que el dominio de las patentes en infracción registradas no coincidían con la de sus autos”, precisó Della Maggiora. Al mismo tiempo sostuvo que “si bien la legislación está vigente y este delito está contemplado, se busca hacer hincapié en la falta, en un contexto de veraneo donde la gente presta más atención con tener el auto en condiciones recién a último momento”.

El decreto reglamentario 532/09 de la provincia de Buenos Aires prevé como rango mínimo y máximo de sanción de 300 UF (unidades fijas) hasta 1000 UF por circular sin las placas de identificación de dominio correspondientes. El valor de la UF es publicado bimestralmente en la web de Jefatura de Gabinete y su importe vigente, informado por el Automóvil Club Argentino, es de 8,08 pesos.

Aunque la normativa vigente determina, además, que el órgano de juzgamiento puede disponer la sanción dentro de esos rangos, una resolución de la Dirección de Política y Seguridad Vial establece que quien circule con su dominio adulterado será notificado y multado por el máximo previsto de 8 mil pesos.

En esta línea, el Ministerio de Jefatura de Gabinete informó sobre catorce posibles modalidades de adulteración del dominio. Entre las técnicas más comunes destaca poner un papel para modificar o tapar la placa de dominio, colocar una hoja de árbol o pasto sobre alguna letra o número y ensuciar selectivamente la parte trasera del vehículo.

También se refiere a aquellos conductores que engañan la vista a partir de cubrir o envolver la placa con franelas o bolsas, apoyar carteles sobre la patente del vehículo y pegar calcomanías.

Finalmente advierte sobre recursos más innovadores de hacer trampa, como aquellos casos en los que se pega una cinta aisladora o tela adhesiva para transformar un número o letra en otra; doblar la placa; lijarla para volverla ilegible; pegar CD o espejos sobre la placa para evitar las fotomultas; colgar cintas roja o celeste y blanca o una bandera, que flamean al conducir; o colocar las patentes de costado o del revés.

Informe: Gonzalo Olaberría.

Compartir: 

Twitter
 

Los controles se harán en las rutas a los lugares de veraneo de la provincia de Buenos Aires.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.