SOCIEDAD › PROTESTA DE LOS CENTROS DE ACTIVIDADES INFANTILES

Corte de calle para cobrar el sueldo

 Por Gustavo Veiga

Los maestros, talleristas y auxiliares de los Centros de Actividades Infantiles de la ciudad de Buenos Aires, más conocidos como CAI, comienzan hoy un plan de lucha para cobrar sus salarios de febrero y marzo, mejorar las condiciones de trabajo y contratación y por la continuidad de un programa cuyos fondos paga el Ministerio de Educación de la Nación. O sea, que ni el propio gobierno porteño aporta pero retiene en sus arcas. El conflicto se repite –en 2013 hubo un retraso de siete meses en los sueldos– y por eso, los afectados, unos 140 trabajadores, cortarán desde las 11 la esquina de Acoyte y Rivadavia, en Caballito.

Los docentes denunciaron en un comunicado que, tras años de lucha, “nuestro vergonzoso contrato no incluye obra social, ni aportes jubilatorios, ni aguinaldo, ni tampoco vacaciones pagas”. Las sedes de los CAI no abrirán sus puertas este sábado, aunque se les explicará a los padres y sus alumnos las razones de la medida adoptada. Alrededor de mil chicos de entre 6 y 13 años concurren a estos centros.

Los CAI son veinte en toda la ciudad y funcionan en escuelas de distintas villas, con la excepción de dos: el Isauro Arancibia, de Paseo Colón 1318, y un centro dependiente del gobierno porteño ubicado dentro de la Villa Carrillo. Los niños y jóvenes que concurren a sus cursos (de arte, cine, medios y otras actividades recreativas) son indigentes o muy pobres e incluso muchos viven en situación de calle. Se les da comida en las sedes, algo que tendrán garantizado pese al plan de lucha de los trabajadores precarizados.

El colectivo docente mencionó también en el comunicado que “mientras no se cumple nuestro derecho como trabajadores a cobrar en tiempo y forma, el monto de éste permanece congelado y desconocemos la continuidad del programa luego del año 2015. Situación que demuestra una vez más el escaso interés de esta gestión en invertir en educación pública”.

El personal afectado trabaja seis horas todos los sábados del mes, o tres veces a la semana dieciocho horas, a cambio de ingresos muy magros que, hasta el año pasado, iban desde los 1000 a 3000 pesos, respectivamente.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.