SOCIEDAD › EL FISCAL ALERTA SOBRE FALLAS EN LA INVESTIGACION DE BANDAS NARCO EN ROSARIO

Crítica a la Justicia provincial

El juez provincial se “apresuró” a intervenir en casos por drogas, que son de competencia federal. El resultado es una causa “endeble” en la que los procesados no están acusados por narcotráfico. La Cámara deberá resolver su recusación.

 Por Eduardo Videla

Dos días después del megaoperativo antinarco de fuerzas federales en la ciudad de Rosario, el fiscal Juan Patricio Murray, de la Procuración de Narcocriminalidad (Procunar), cuestionó la tarea de la Justicia provincial en la causa en que investiga a la banda Los Monos por crímenes vinculados con el narcotráfico. “Había una investigación en curso que fue truncada por un accionar apresurado del doctor (Juan Carlos) Vienna y de la División Judiciales” de la policía santafesina, dijo Murray. Vienna, como juez provincial, no tiene competencia en la investigación de hechos de narcotráfico, que son delitos de jurisdicción federal. Como consecuencia de esa acción, los procedimientos que dictó contra integrantes de la banda Los Monos son “endebles”, según Enrique Font, titular de Criminología de la Universidad Nacional de Rosario, quien sigue muy de cerca esta causa. Ayer, Vienna rechazó las recusaciones en su contra planteadas por la defensa de los acusados y ahora deberá decidir su continuidad en la causa un tribunal superior.

El juez Vienna había dictado, el 19 de febrero último, el procesamiento de 35 miembros de la banda Los Monos por integrar una “asociación ilícita para cometer homicidios”. Fue la culminación de una causa iniciada en septiembre de 2012 con el asesinato de Martín “El Fantasma” Paz, en pleno centro de Rosario, un hecho que se vinculó con una disputa de bandas narco. Entre los procesados hay ocho policías. Pero a ninguno de ellos se les imputan delitos vinculados al tráfico de drogas.

La crítica que lanzó ayer el fiscal Murray se basa en que desde la fiscalía federal, el funcionario venía investigado a las bandas de narcos de Rosario, pero las averiguaciones quedaron truncas por la intervención de Vienna.

Según Font, de la cátedra de Criminología de la UNR, tanto la intervención del juez provincial Vienna como la participación de la División Judiciales de la policía santafesina “son el resultado de una política de desfederalización de la causa por drogas, que fue de facto, porque no se sancionó ninguna ley”, como en la provincia de Buenos Aires o en Córdoba. “Fue la estrategia que adoptó el gobierno provincial para tomar la iniciativa tras la detención del jefe de policía, Hugo Tognolli”, advirtió Font a Página/12.

“Con esa estrategia –agregó– se desbarató el acuerdo que el procurador provincial, Jorge Barraguirre, había celebrado con los fiscales del Procunar para que todos los crímenes vinculados con el narcotráfico fueran investigados por los fiscales federales.”

Con respecto a la investigación de Vienna sobre la organización criminal presuntamente comandada por la familia Cantero, Murray cuestionó que “la causa judicial es sumamente desprolija” y consideró que los acusados “están imputados de manera muy difusa”.

Además, “había una investigación en curso que fue truncada por un accionar apresurado del doctor Vienna y la División Judiciales de la Unidad Regional II”, lamentó Murray, quien el miércoles último fue uno de los encargados de librar unas 89 órdenes de allanamiento para el megaoperativo en el que Gendarmería y otras fuerzas federales desbarataron bunkers de droga y ocuparon varios barrios en los cuales operan grupos narco.

Vienna quedó en la cuerda floja después de que se supiera que había viajado a Las Vegas, a ver un encuentro de box, en el mismo vuelo que Luis Alberto Paz, el padre del “Fantasma” Paz, cuyo homicidio el juez está investigando. La coincidencia se repitió en el viaje de regreso. Rápidamente, los defensores de la familia Cantero y de los policías acusados lo recusaron por sospechas de “parcialidad”. El juez rechazó ayer esa recusación y giró el pedido a la Cámara de Apelaciones, que es la que deberá decidir si el juez continúa o no.

Vienna había admitido que realizó ese viaje a Estados Unidos y que pudo haber coincidido con Paz, ya que el hombre, querellante en la causa, es promotor de boxeadores. Además, el magistrado reveló que había recibido en alguna oportunidad a Paz, como parte del expediente en el que investiga a Los Monos, en su domicilio particular.

También cayó en desgracia la División Judiciales de la policía, que un día después de que Ramón “Monchi” Machuca, uno de los prófugos en la causa, presunto integrante de la banda Los Monos, difundiera en una entrevista televisiva una filmación que comprometería a un policía con la recepción de dinero proveniente de bandas narco. Los policías respondieron armando un montaje con periodistas rosarinos, a quienes reunieron e hicieron tomar riñoneras y carteras, y filmaron en forma subrepticia para demostrar lo “fácil” que es fraguar una cámara oculta. Los policías fueron desplazados por el gobierno provincial.

Con tantos bloopers, se desmoronó la estrategia del gobernador Antonio Bonfatti para asumir el control de la lucha contra el narcotráfico en una provincia que triplicó los índices de homicidios en los últimos cuatro años. El miércoles, el mandatario siguió junto al secretario de Seguridad, Sergio Berni, el megaoperativo en el que las fuerzas provinciales tuvieron una participación simbólica: el grueso de los efectivos fue aportado por Gendarmería, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeronáutica. Parte de esas fuerzas quedaron instaladas en la ciudad “hasta pacificar el territorio”.

Compartir: 

Twitter
 

Desde el miércoles, fuerzas federales permanecen en Rosario hasta “pacificar el territorio”.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.