SOCIEDAD › CAMPAGNOLI ADMITIO EN SU FISCALIA EL USO DEL ALBUM DE FOTOS REVELADO POR PAGINA/12

El fiscal salió a defender su casting

El suspendido fiscal reconoció que trabajaba con un archivo fotográfico para hacer identificaciones y dijo que eran fotos de sumarios judiciales, aunque las imágenes muestran que muchas fueron sacadas en la calle. Repudios y denuncias por esa metodología.

Lejos de desmentirlo, el suspendido fiscal José María Campagnoli admitió que durante su paso por la fiscalía de Saavedra utilizó fotografías de vecinos del barrio para “ayudar a las víctimas de delitos graves para que pudieran identificar al sospechoso”. Sin embargo, dijo que sólo escanearon fotos de los sumarios policiales para entrecruzarlas con sus casos y enfatizó que los procedimientos derivados de tal identificación fueron “totalmente válidos y legales”. Campagnoli se refirió así a la revelación de Página/12 sobre la existencia en su fiscalía de un álbum con imágenes de 1500 personas tomadas a vecinos del Barrio Mitre, incluidos niños y hasta bebés, en algunos casos usando cámaras ocultas en cajas de zapatos. Algunas de esas fotos, publicadas ayer por este diario, muestran que el álbum no sólo contenía imágenes sacadas de expedientes sino también fotos tomadas en la calle. Diversos legisladores y dirigentes sociales repudiaron esa metodología, advirtieron sobre el “hostigamiento” de la fiscalía que comandaba Campagnoli a los vecinos del Barrio Mitre y anunciaron que denunciarán el caso ante diversos organismos (ver aparte).

Durante una extensa entrevista que dio a Infobae TV y luego de explayarse en detalle sobre el juicio en su contra por mal desempeño en sus funciones, que empieza el lunes próximo, Campagnoli explicó que “el supuesto álbum de fotos no es otra cosa que el escaneo de fotografías que saca la propia policía en cada expediente penal. Lo que hizo la fiscalía fue simplemente sistematizar un poco para que cuando una víctima de un delito grave, como una violación o un robo con arma, necesita ver a un posible sospechoso para reconocerlo, podamos exhibirle un registro más acotado que las 10 mil fotos que exhibe el Departamento Central de Policía”. Al mismo tiempo que reconoció el uso de las fotos dijo que “no son del Barrio Mitre, son fotos de los sumarios policiales de un distrito grande como Saavedra, donde todas las personas sometidas a proceso son fotografiadas”. Y finalmente también admitió con qué objetivo manipuló el material fotográfico. “A esas fotos las escaneamos y cuando había un caso que se podía entrecruzar de los llamados NN con la imagen de un sospechoso, se hacía un procedimiento totalmente válido y legal, avalado por la Cámara de Casación y por infinidad de casos que llegaron a juicio y a condenas”, dijo.

No es igual la visión del diputado Leonardo Grosso (FpV), quien ya había presentado denuncias anteriores contra el ahora suspendido fiscal. “Es una locura” el hallazgo del álbum, consideró. Esas imágenes, apuntó el legislador, fueron tomadas a esos ciudadanos “sin que los involucrados lo supieran”.

Para el dirigente del Movimiento Evita, “sorprende la magnitud del álbum que han encontrado, nosotros hace tiempo que venimos denunciando el mal desempeño del fiscal Campagnoli”. Grosso señaló que “lo que muestra este registro fotográfico es que para Campagnoli, por el simple hecho de vivir en Barrio Mitre o por ser pobre, uno era un potencial delincuente”. El legislador precisó que ya sabían “por testimonios de vecinos, por distintas situaciones, inclusive trabajadores de la fiscalía, de la existencia de este álbum de fotos, pero la verdad que lo que sorprendió es la magnitud”.

Grosso informó que el fiscal suspendido “hostigaba y perseguía (a vecinos del Barrio Mitre), hubo pibes del barrio que han tenido que ir cuatro veces en un día a ser parte de las ruedas de reconocimiento que la fiscalía armaba”. En ese sentido, el dirigente afirmó que “había un hostigamiento permanente por parte del fiscal hacia el barrio y hacia los sectores más vulnerables de la zona”, hoy probado por este álbum de fotos. Y agregó que los vecinos del Barrio Mitre “están asustados por el reconocimiento de la Legislatura porteña a Campagnoli”.

En la entrevista de ayer, el suspendido funcionario del Ministerio Público adjudicó la difusión de las actuaciones de la Procuraduría contra la Violencia Institucional (Procuvin) –que derivaron en el hallazgo del álbum– a una presunta campaña de desprestigio que busca ensuciarlo y “convertirlo en un monstruo” por la supuesta falta de peso de las pruebas en el juicio político en su contra que comienza el lunes.

Campagnoli dijo que “desde el oficialismo les cuesta mucho más sostener que están echando a un fiscal por investigar a Lázaro Báez, y les resulta más fácil decir que lo están sacando por discriminador, que no es ninguna acusación legal de la cual me tenga que defender”. Y agregó: “Es muy sugestivo que a horas del juicio político estén buscando cuestiones cuando hace 14 años que estoy en la fiscalía de Saavedra y nunca tuve un inconveniente con ningún vecino. Están buscando y viendo qué más decir para convertirme en un monstruo porque se están dando cuenta de que no tienen sustancia para el juicio político”.

En la entrevista, Campagnoli también sostuvo que su fiscalía no tuvo nada que ver con el caso de Alan Tapia. “Solamente fui al Barrio Mitre a llevarles colchones cuando se inundaron. En ese lamentable caso yo envié a juicio al policía que mató a Alan, todo lo demás que pretenden atribuirme es falso”, dijo el fiscal.

El próximo 25 de junio, pocas horas después del partido de la Selección Argentina, se conocerá el veredicto del jury por mal desempeño y abuso de poder.

Compartir: 

Twitter
 

Campagnoli dijo que la nota de Página/12 es una campaña para mostrarlo como un “monstruo”.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.