SOCIEDAD › REPUDIOS A CAMPAGNOLI

“Es muy grave”

Nora Schulman, directora ejecutiva del Casación (Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño), expresó que “se trata de un tema muy grave porque nos la pasamos diciendo que no hay que exponer a niños en medios de comunicación y acá los está exponiendo un fiscal de la Nación”. En diálogo con Página/12, Schulman explicó que desde ese organismo harán una denuncia ante la Secretaría de Niñez, la Defensoría del Pueblo y otros organismos pertinentes contra Campagnoli porque “se supone que si esta persona conoce de leyes no puede desconocer las que protegen la intimidad y los menores”.

Karina Valobra, integrante de la asociación civil bonaerense Juguete Rabioso, que ofrece patrocinio gratuito a chicos privados de la libertad, aseguró que “el accionar de Campagnoli es una barbaridad porque lo que está haciendo es criminalizar la infancia”. A su criterio, “más que chicos que afectan derechos, son chicos cuyos derechos están afectados”, expresó Valobra.

Julián Axat, defensor público del fuero juvenil platense, actualmente de licencia y a cargo del área de Agencias Territoriales de Acceso a la Justicia (Atajo), expresó que “estamos ante una violación de los derechos humanos de menores”, al referirse al álbum delincuencial lombrosiano elaborado por el suspendido fiscal José María Campagnoli. En ese sentido, expresó que “existen leyes que prohíben taxativamente la toma de imágenes, como la Ley de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, 26.061, ya que en su artículo 22, referido al Derecho a la Dignidad, prohíbe exponer, difundir o divulgar datos, informaciones o imágenes de niños”.

En 2005, la ONG CIAJ (Colectivo de Investigación y Acción Jurídica) y la Asociación Miguel Bru hicieron una presentación ante la defensoría de Axat en la que se hacía mención a la utilización de las llamadas “carpetas de modus operandi” confeccionadas en comisarías bonaerenses. A partir de ese hecho quedó prohibida la construcción de prontuarios de fotos en la provincia de Buenos Aires.

Con respecto a esas carpetas, Esteban Rodríguez, del CIAJ, explicó que “la estigmatización a través de los llamados álbumes de malvivientes o modus operandi reafirman una estigmatización de los sectores más vulnerables porque quienes están allí siempre son los jóvenes más humildes”. Además, apuntó: “No se sabe qué uso se les da a esas fotos y mucho menos hay garantía de cómo y ante quién se van a exhibir; para nosotros debería ser siempre ante un funcionario público”, y agregó que “lo más grave es que una vez que la foto de alguien está ahí, no se puede sacar, esto es: queda allí para siempre”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.