SOCIEDAD › EL INCENDIO FORESTAL DEJO DE AVANZAR, AUNQUE PERMANECE ACTIVO

Un fuego contenido en Chubut

Después de arrasar con unas 20 mil hectáreas de bosque en la localidad de Cholila, el incendio quedó contenido en su avance, pero se mantiene activo y no está controlado. El humo impidió ayer que pudieran operar los aviones hidrantes.

El incendio de bosques nativos en las cercanías de la localidad chubutense de Cholila y que afectó hasta el momento unas 20.000 hectáreas “está contenido” en su avance pero “activo”, según confirmó el jefe de operaciones de la brigada de esa localidad, José Saldivia. “Está contenido, no controlado, contenido en su propagación”, explicó Saldivia, y señaló que el combate al fuego continúa por tierra, con brigadistas y maquinaria pesada, ya que la abundante presencia de humo no permite que los aviones puedan operar.

“Estamos con otro ánimo”, expresó, y agregó que todos se encuentran “un poco más tranquilos”. “No estamos aflojándole en ningún momento ni descuidándolo, porque todo lo que se ha logrado hasta ahora ha costado diez días de trabajo”, dijo el jefe de operaciones, y añadió que pese al avance “hay que estar muy atento a todo”.

A los brigadistas que trabajan en el lugar –además de las decenas de vecinos y voluntarios– se sumaron ayer cuadrillas de Neuquén y de Junín de los Andes. También llegaron refuerzos desde Buenos Aires y Santa Cruz.

Según un parte oficial, el incendio “se mantiene activo en todo su perímetro y consumió una superficie de al menos 19.700 hectáreas que es combatido por un operativo de 350 hombres”.

Ayer no pudieron operar los seis aviones hidrantes utilizados en el operativo debido al humo que se estacionó en la zona afectada, lo que hizo imposible las condiciones de operatividad porque “no se ve nada”, reveló el director general de Defensa Civil de Chubut, Evaristo Melo.

La humareda que desprende la superficie incendiada se esparce por toda la región y se observa a más de 200 kilómetros a la redonda del epicentro. “La cola del incendio está a unos 12 kilómetros de Cholila, cuya planta urbana no corre ningún peligro ni tampoco la población dispersa que vive en la zona boscosa”, aseguró Melo.

En la línea de fuego hay 110 combatientes que muy poco pueden hacer frente a las condiciones extremas de ayer, caracterizadas por un fuerte viento y una humedad ambiente que no supera el 20 por ciento. Por eso, el informe de situación del incendio advierte sobre “las posibilidades de focos secundarios, rápida propagación y posibilidades de conflagraciones”.

El jueves debutó el hidroavión AT-802AF Fire Boss, que tiene la particularidad de poder cargar agua desde los lagos para desparramar sobre los focos, aunque no pudo operar ayer por las condiciones casi nulas de visibilidad.

Compartir: 

Twitter
 

Los restos del bosque devorado por el fuego en una montaña.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.