SOCIEDAD › LOS ESTUDIANTES PORTEñOS ANALIZAN LA CONTINUIDAD EN INVIERNO

Una clase de clase en veremos

Mientras continúan las clases en las escuelas que fueron tomadas, los alumnos de secundarios porteños realizan asambleas para analizar si asisten o no. Las tomas fueron cumplidas en protesta por la pésima situación edilicia en que se encuentran las escuelas.

Estudiantes de las 14 escuelas secundarias que estuvieron tomadas en reclamo por mejoras edilicias y curriculares definirán en los próximos días si concurrirán o no a las clases que fijó el Ministerio de Educación porteño durante el receso invernal para recuperar los días perdidos por las protestas. En algunos casos, desde la cartera porteña fijaron que también se recuperarán clases hasta febrero de 2016, por lo que algunos colegios terminarán el ciclo lectivo de 2015 el próximo año y perderán la posibilidad de presentarse a mesas de exámenes.

“Cada escuela definirá en asamblea durante la semana qué hará con las clases durante las vacaciones”, indicó Christopher Loyola, estudiante de la escuela Julio Cortázar y miembro de la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB).

La decisión de recuperar las clases perdidas por las tomas fue dispuesta por el Ministerio de Educación porteño y apelada por los estudiantes en la reunión que mantuvieron con el titular de esa cartera, Esteban Bullrich, quien se mostró inflexible.

El estudiante informó que en la escuela Borges, a la cual asiste, decidieron concurrir normalmente desde ayer y definir si realizarán alguna medida de fuerza en el transcurso de los próximos días.

En el Aída Mastrazzi se realizó durante la mañana una asamblea entre alumnos y docentes para definir los pasos a seguir. “A nosotros nos dicen que tenemos que recuperar 28 días. Esto implicaría todo el receso invernal más días en diciembre. Por ello en la decisión también se involucran los profesores, porque la medida los afecta también a ellos”, explicó por su parte Andrea Bernal, alumna del Mastrazzi.

La estudiante señaló que “cada escuela debatirá sus formas de resistir la medida, en algunas los alumnos decidieron faltar, en otras se organizaron actividades desde los centros de estudiantes, en otras son los docentes los que no van”.

Nazarena, una estudiante de cuarto año del colegio Lola Mora, contó a este diario que decidieron “realizar asambleas con padres y docentes” porque tendrán “clases en las semanas más frías del año en un edificio donde el gas no está funcionando y por lo tanto no hay calefacción”.

“Por lo pronto decidimos tener clases, recuperarlas pero sin dejar de realizar asambleas”, explicó la estudiante. Además agregó que “todos los colegios que fueron tomados están con clases durante el receso, pero en el caso del Lola Mora va a tener clases no sólo en el receso de invierno”. Según la joven, las clases se extenderán “hasta el 29 de diciembre y en febrero. Vamos a terminar el ciclo lectivo de 2015 en 2016 y no vamos a tener mesas de examen”, amplió.

“Los docentes ya presentaron varios recursos de amparo y vamos a realizar asambleas para definir en estos días cómo seguir ante la decisión que tomó el Ministerio de Educación”, concluyó Nazarena.

En la Escuela Técnica María Claudia Falcone, por ejemplo, los estudiantes definieron un “faltazo” generalizado para ayer y definirán más medidas en estos días.

A fines de mayo, estudiantes de la Ciudad iniciaron su reclamo ante las condiciones precarias de las escuelas y la implementación de la reforma de las currículas acorde con la Nueva Escuela Secundaria de Calidad.

Compartir: 

Twitter
 

El abrazo al Lenguas Vivas durante las tomas por los reclamos.
Imagen: Pablo Piovano
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.