SOCIEDAD › EL 30 POR CIENTO DE LAS FARMACIAS PORTEñAS NO ATIENDE AFILIADOS DE PAMI

Sin venta hasta próximo pago

El Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Ciudad manifestó su “preocupación” porque la demora de PAMI a la hora de reintegrar el dinero de las ventas realizadas impide que los comercios repongan los medicamentos. Exigen participar de los convenios.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal (COFyBCF) advirtió que en los últimos cinco meses un 30 por ciento de las farmacias porteñas “no está atendiendo a los afiliados de PAMI porque no puede reponer los medicamentos” debido a la falta de pago del organismo. En diálogo con Página/12, el doctor Claudio Ucchino, presidente del COFyBCF, expresó que en ese sector están “muy preocupados” y aclaró que el faltante no responde a una “acción gremial” porque los farmacéuticos no son “formadores de precios”, sino que están con “grandes dificultades para poder reponer los medicamentos”.

Según explicó a este diario Ucchino, de las farmacias de la Ciudad de Buenos Aires que tienen convenio con PAMI, un treinta por ciento debió suspender la obra social. La suspensión se dio “en mayor medida con los medicamentos de cobertura de ciento por ciento, que para enfermedades crónicas y en general son los más caros”.

El doctor explicó que la situación se da así porque “la cadena de valor en medicamentos” comienza con el “laboratorio (que es el fabricante) y luego vende el medicamento al distribuidor en lo que conocemos como droguería. Recién en este punto entra la farmacia en juego”.

“Se trata de un problema financiero y económico”, amplió Ucchino. En la cadena de pagos, la farmacia debe abonar las compras a la droguería en el marco de los 21 días. Sin embargo, el laboratorio que participa del convenio con PAMI, paga el equivalente a estos acuerdos entre los 60 y 90 días. “El problema es que la droguería no discrimina y en los 21 días la farmacia tiene que pagar sí o sí porque si no le cortan el suministro de medicamentos”, relató el presidente de COFyBCF.

“Cuando hay pagos con atraso la farmacia debe poner plata de más y esperar 60 días para cobrar. Sin embargo, a esto se suma una retención a los farmacéuticos que data del año 2002 y que nunca se revisó, por lo que cuando la farmacia cobra tiene un faltante un 20 por ciento. Ahí es un problema económico que, extendido en el tiempo, decanta en este 30 por ciento de farmacias con faltantes. Se trata de pymes y farmacias de barrio que no logran reponer medicamentos de este tipo”, manifestó Ucchino.

La información de esta disminución en la atención fue recolectada por el Colegio, encargado de recepcionar en el distrito “las recetas de las farmacias todos los meses. En las farmacias que atendían PAMI, vimos que mes a mes en los últimos cinco meses quedó un 30 por ciento. Además, las que siguen atendiendo PAMI también disminuyeron su caudal y no están pudiendo atender como deberían”, agregó Ucchino.

Según el doctor, el problema descansa en que “el primer eslabón de la cadena, la farmacia, es tratado como el último. Los convenios con PAMI se dan sin nosotros en la mesa de discusión. Queremos seguir brindando un servicio a nuestros abuelos como se lo merecen, ser llamados a la mesa de negociación de los convenios, que se achiquen los plazos de pago y se quiten las retenciones confiscatorias injustas que datan del año 2002 cuando estábamos en crisis”, expresó Ucchino.

En capital hay 1500 farmacias, de las cuales un tercio atiende a afiliados de PAMI. “Este modelo va a complicar la situación para todas esas farmacias y sus trabajadores”, expresó el referente de COFyBCF. “Ya hicimos presentaciones innumerables veces, nunca fuimos escuchados y somos la red que hace la venta. Se venció el convenio en diciembre y se lo prorrogó hasta marzo para un supuesto nuevo convenio. Nosotros esperamos que sea así porque de seguir de esta forma lo único que vamos a lograr es pérdidas de fuentes de trabajo”, reflexionó el farmacéutico.

De todos modos, el Colegio advirtió que esta situación “no se da con los medicamentos de oncología, HIV y hemofilia, que están garantizados porque los compra el PAMI y se entregan de forma gratuita sin que medie una transacción económica con la droguería”.

En medio de las denuncias de los farmacéuticos de Capital Federal, el director ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni, recibió ayer a la tarde a los principales representantes de Confederación de Entidades Farmacéuticas (COFA). Según expresó en un comunicado el organismo, “en el encuentro se acordó con el sector un cronograma de pagos, y se asumió el compromiso de garantizar la entrega de medicamentos”.

“Durante la reunión se priorizó la cancelación de la deuda con el sector farmacéutico. Además, desde el instituto se está trabajando en diferentes medidas que mejoran la calidad de las prestaciones farmacéuticas y la atención a los afiliados”, concluyó la entidad.

El PAMI provee anualmente un promedio de 13 millones de medicamentos por mes, un 70 por ciento de ellos en forma gratuita.

Informe: María Fernanda Rezzano.

Compartir: 

Twitter
 

“Se trata de un problema financiero y económico”, indicó el Colegio de Farmacéuticos.
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.