SOCIEDAD › UNO DE LOS DETENIDOS POR EL CRIMEN DE LAS TURISTAS CAMBIó SU VERSIóN DE LOS HECHOS

Un confeso que se contradice a sí mismo

Segundo Mina Ponce, uno de los dos detenidos por el crimen de las turistas en Ecuador, primero acusó a tres hombres, después incriminó al otro detenido. Ayer se autoinculpó ante la Justicia. El juez del caso dispuso la prisión preventiva para los dos acusados.

La Justicia ecuatoriana hizo lugar al pedido del fiscal de Santa Elena y dictó la prisión preventiva para los dos hombres que fueron detenidos por el crimen de las turistas argentinas Marina Menegazzo y María José Coni, cuyos cadáveres fueron hallados en la localidad de Montañita la semana pasada. La instrucción fiscal, que tomará 90 días, deberá juntar todos los elementos de prueba que involucren a los dos imputados. Precisamente uno de ellos, quien en principio confesó ser el autor de los homicidios, cambió su versión de los hechos durante la primera audiencia de formulación de cargos. Cientos de residentes y turistas de Montañita realizaron el lunes por la noche una caminata por el pueblo en reclamo de justicia para las víctimas y dejaron flores y velas encendidas en un improvisado altar.

Durante una audiencia oral que se desarrolló ayer por la mañana en la Unidad Judicial Multicompetente de Manglaralto, el fiscal Eduardo Gallardo, representante de la Fiscalía General de Estado de Ecuador, solicitó formalmente al juez David Balladares mantener detenidos a los sospechosos, presentes en el lugar y a los que se identificó como Segundo Mina Ponce, de 33 años, quien confesó su autoría, y Aurelio Eduardo Rodríguez, de 39. El fiscal presentó informes técnicos, resultados de las autopsias y otros estudios forenses, especialmente en relación con los objetos de las víctimas secuestrados en la vivienda donde ocurrieron los homicidios. Los investigadores creen que los asesinatos se produjeron la noche del 22 de febrero o la madrugada del 23, y la principal hipótesis apunta a que ambas se resistieron a un ataque de tipo sexual.

Uno de los imputados presentó versiones contradictorias de los hechos, según publicó el diario ecuatoriano El Universo. El fiscal Gallardo sostuvo que Mina Ponce “primero indica que las muertes las ejecutaron tres colombianos, luego en la versión libre inculpa a su compañero y ahora delante del juez lo trata de exculpar”. Cabe destacar que en principio, de acuerdo con lo informado por el mismo fiscal y por el ministro del Interior de Ecuador, José Serrano Salgado, Mina Ponce confesó la autoría de los crímenes de las chicas mendocinas e involucró a su compañero en los hechos. Pero ahora el abogado de Rodríguez, Atilio Alfonzo Pilco, precisó que su defendido “no tuvo participación en el asesinato de las dos jóvenes”, según los nuevos dichos de Mina Ponce. Al respecto, Pilco afirmó que “Mina Ponce incriminó a ‘el Rojo’ porque lo presionaron”, sin especificar a quiénes se refería. No obstante la declaración de Mina Ponce, el juez Balladares pidió la prisión preventiva para ambos.

Luego de la primera audiencia de formulación de cargos, el fiscal Juan Pablo Arévalo manifestó que “dentro de los 90 días se establecerá claramente la participación de cada uno ellos”, que podrían recibir penas de entre 22 y 26 años de cárcel.

Por otra parte, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, habría ordenado a peritos argentinos que viajen a Ecuador, según contó el padre de una de las turistas argentinas asesinadas. Renato Menegazzo, papá de Marina, aseguró que la ministra dispuso el envío de los investigadores al Ecuador para que realicen estudios de ADN, huellas digitales y autopsias. Y además reiteró que no van a retirar los cuerpos de la morgue hasta que se cumplan todas las pericias. “Cada vez nos convencemos más de que se trata de una red de trata de personas, lo que no quita que hayan sido estas dos personas quienes las mataron”, indicó Menegazzo (ver aparte).

Sobre el requerimiento de familiares y amigos de las chicas mendocinas de enviar a Montañita un equipo forense argentino para que intervenga en el caso, el presidente Rafael Correa dijo que Ecuador está dispuesto a aceptar pedidos y sugerencias. “Es absolutamente comprensible. Si la ley lo permite y lo pide la familia, estaremos dispuestos a aceptar cualquier sugerencia, incluso si puede resultar ofensiva para el país.”

Por último, el cónsul argentino en Guayaquil, Alberto Balboa Menéndez, reconoció que los familiares de las víctimas “no están muy conformes con la investigación que llevó adelante la fiscalía” de la ciudad ecuatoriana de Santa Elena, y afirmó que “también hay una parte de la familia que como consecuencia del estado de los cuerpos, totalmente irreconocibles, duda que sean las chicas mendocinas las halladas asesinadas”. Y sobre las características del lugar donde ocurrió el doble crimen, el diplomático explicó que “Montañita es una ciudad con mucho turismo joven que va haciendo la costa de Latinoamérica: Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia. Es un lugar pequeño, pero con mucha noche y mucha gente”.

Compartir: 

Twitter
 

Marina Menegazzo y María José Coni, víctimas de femicidio en Ecuador.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.