SOCIEDAD › ACUSADO DE TIRAR POR EL BALCóN A SU MUJER

Juicio por femicidio

Eduardo Adrián Casaballe Colacho, uruguayo de 47 años, comenzará a ser juzgado por “femicidio”, acusado de haber arrojado a su esposa, azafata de la empresa Buquebús, por el balcón del cuarto piso de un hotel de la zona porteña de Tribunales. La acusación sostiene que Casaballe intentó engañar a los investigadores diciendo que se había tratado de un suicidio. El juicio comenzará a las 10 de la mañana y estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 8 de la Capital Federal, presidido por el juez Ricardo Basilico e integrado por sus colegas Alejandro Sañudo y Ricardo Larrain.

El imputado es operador de sistemas y está acusado del “homicidio doblemente agravado por haber sido cometido contra su cónyuge y por haber mediado violencia de genero”, delito que prevé la pena de prisión perpetua. La víctima del hecho fue Mariela Leites Da Silva, de 34 años, también de nacionalidad uruguaya, quien trabajaba como azafata de los barcos de la empresa Buquebús. La pareja tenía un pequeño hijo que fue testigo directo del hecho.

La acusación estará en manos de la fiscal general Diana Goral y el imputado estará representado por el defensor oficial Alejandro Di Meglio.

La querella de la familia de la víctima estará a cargo de los abogados Gonzalo Alvarez Casado y Nicolás García Culla.

Casaballe Colacho llega al debate detenido desde hace un año y diez meses y cumple prisión preventiva en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz. La clave del juicio estará en establecer si la muerte de la azafata uruguaya fue un femicidio o un suicidio como dijo el día del hecho Casaballe Colacho.

La versión que dio Casaballe Colacho del episodio es que estaba discutiendo con su esposa para revisarle el celular, que el aparato se le cayó a ella de las manos y que entonces su mujer dio tres saltos y se tiró por el balcón.

Los testigos del hotel que escucharon una discusión previa, las conclusiones de la autopsia y un video de una juguetería de la cuadra que grabó la forma en la que cayó la víctima, son los elementos a partir de los cuales la justicia cree que fue un femicidio.

El hecho ocurrió pasadas las 20 del 28 de abril de 2014 en el hotel Micky donde el matrimonio Casaballe Leites convivía en la habitación 41 del cuarto piso junto a su hijo de 2 años.

Un hombre hospedado en la habitación de al lado declaró que escuchó primero el llanto del niño, luego el de la víctima y después al imputado salir corriendo de la habitación al grito de “¡ayuda!”.

Una vecina vio a Casaballe Colacho gritándole a la víctima “¡qué hiciste!”, primero asomado desde el balcón y luego al bajar a la calle. Sin embargo, el fiscal de instrucción Lucio Herrera (h) sostiene que Casaballe Colacho hizo una “teatralización” en la que “procuró desde el inicio del sumario simular tal situación como un suicidio”.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Adrián Casaballe Colacho, acusado de femicidio.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.