SOCIEDAD › DETIENEN EN BRASIL AL VICEPRESIDENTE DE FB, EL ARGENTINO DIEGO DZODAN

Mensaje de WhatsApp al calabozo

La Justicia le reclama a la empresa que revele conversaciones de WhatsApp mantenidas por personas implicadas en diversos delitos. Pero la compañía argumenta que técnicamente no puede hacerlo. Un juez acusó al ejecutivo de incumplir la orden y mandó arrestarlo.

El vicepresidente de Facebook para Latinoamérica, el argentino Diego Dzodan, fue detenido ayer en la ciudad brasileña de San Pablo por “incumplir de manera reiterada varias órdenes judiciales” en las que se solicitaba a la empresa facilitar información sobre personas implicadas en crímenes, según informó la Policía Federal (PF). El reclamo a la compañía es que revele el contenido de mensajes enviados a través de Whats- App por los sospechosos. La empresa dijo que eso es tecnológicamente imposible, expresó que nunca se negó a colaborar y calificó la medida de “desproporcionada”.

En su decisión, el juez Marcel Maia Montalvao consideró que el ejecutivo de la red social incumplió órdenes judiciales que obligaban a la empresa a romper el secreto de mensajes investigados, los cuales habían sido intercambiados por la aplicación de Whats- App, compañía de la que Facebook es propietaria desde su adquisición en el año 2014. De acuerdo con la información policial, se trata de mensajes intercambiados en ese medio por sospechosos en una investigación penal por crimen organizado y tráfico de drogas.

“Esas informaciones fueron requeridas para la producción de pruebas a ser utilizadas en una investigación de crimen organizado y tráfico de drogas, que tramita en secreto de sumario”, agregó la PF.

De acuerdo con lo que expresaron desde el Tribunal de Justicia de Sergipe, se pidió en tres oportunidades a Facebook que quebrase el secreto de las cuentas de Whats- App que estuvieran bajo investigación, pero la compañía no cumplió con ninguno de los requerimientos judiciales. Tras la primera orden, se le impuso una multa de 50 mil reales (unos 12 mil 500 dólares) y luego una segunda de un millón de reales (el equivalente a 250 mil dólares) sin que hubiera respuesta.

“La prisión fue representada por la Policía Federal del Estado de Sergipe, considerando el reiterado incumplimiento de órdenes judiciales en investigaciones que se tramitan bajo secreto de sumario y que envuelven al crimen organizado y al tráfico de drogas”, informó la PF en un comunicado.

Tras conocerse la noticia en la mañana del martes, la empresa dirigida por Mark Zuckerberg criticó la decisión de las autoridades brasileñas. “Estamos decepcionados con la medida extrema y desproporcionada de llevar escoltado a un ejecutivo de Facebook a una sede policial por un caso que involucra a WhatsApp, que opera separadamente de Facebook”, afirmó la red social en un comunicado.

Los responsables de la aplicación móvil alegaron en un comunicado que no disponen de ningún servidor donde se puedan almacenar las conversaciones. “Debido a la tecnología de encriptado de información “end to end” (“punto a punto”) que poseen los mensajes intercambiados por medio de WhatsApp, sería imposible que la empresa pudiera revelar la información solicitada”, apuntaron especialistas de la industria ante la directiva. Se trata de un tipo de mensajería que no queda almacenada en ningún servidor y que por lo tanto, no puede ser recuperada.

“WhatsApp no puede aportar información que no posee. Hemos cooperado hasta el límite de nuestra capacidad en este caso, y pese a que entendemos la importancia del trabajo de hacer cumplir la ley, estamos fuertemente en desacuerdo con esta decisión”, afirmó un asesor de la aplicación móvil en un texto distribuido a la prensa.

Dzodan es el ejecutivo más alto de Facebook en América latina y asumió ese cargo en la empresa el año pasado, tras la salida del brasileño Alexandre Hohagen. Desde las oficinas centrales de Facebook en San Pablo, supervisa equipos en Buenos Aires, Ciudad de México, Bogotá y Miami.

Antes de ingresar a la compañía de Mark Zuckerberg, Dzodan había estado a cargo de las operaciones de Software AG para América latina; previamente había sido presidente de SAP para América latina y el Caribe, fue cofundador de Certant, y también trabajó en Aluar y Techint, y se desempeñó como profesor de la Universidad Di Tella. Estudió Contabilidad en la Universidad de Belgrano y tiene una maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Harvard.

La detención fue realizada en la casa de Dzodan en el barrio de Itaim Bibi, cuando el ejecutivo salía para su trabajo. El argentino fue llevado a la Superintendencia Regional de la Policía Federal, en la zona de Lapa, donde prestó declaración y luego se lo trasladó al Centro de Detención Provisorio en el barrio de Pinheiros.

Este no es el primer episodio que enfrenta a la justicia brasileña con Facebook. En diciembre pasado, WhatsApp fue cortado por un juez durante 12 horas en todo el país debido a su negativa a otorgar informaciones sobre una investigación criminal. El bloqueo, que provocó la reacción de millones de usuarios, fue finalmente derribado por un tribunal de apelaciones. En febrero de ese mismo año, un magistrado del estado de Piauí también determinó el bloqueo de WhatsApp por no cumplir con una orden judicial relacionada con una investigación sobre pedofilia.

Tres años antes, la Justicia brasileña se había enfrentado a Google, cuyo presidente en Brasil fue detenido brevemente en San Pablo. El ejecutivo, que estuvo unas horas arrestado, fue señalado entonces por un delito de “desobediencia” por no haber retirado dos videos de la plataforma YouTube, propiedad del grupo, que atacaban a un candidato a alcalde en el estado de Mato Grosso do Sul (centrooeste).

Compartir: 

Twitter
 

Diego Dzodan, vicepresidente de Facebook para Latinoamérica, fue detenido en San Pablo.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.