SOCIEDAD › INVESTIGAN CONTAMINACIóN DE UNA REFINERíA DE PETRóLEO EN PILAR

Un caso con olor a podrido

El estallido de dos tanques de gasoil y petróleo crudo en la refinería Verasur, en Pilar, derivó en una investigación por malos olores y dolor de cabeza y picazón. Analizan las napas freáticas. La empresa ya había sido clausurada pero sigue trabajando.

Habitantes de la localidad bonaerense de Pilar y autoridades ambientales de la Nación, la provincia y el municipio realizan estudios para determinar si las napas de agua de la zona están contaminadas con hidrocarburo proveniente de la destilería de petróleo Verasur. Quienes cuentan con agua de pozo advierten una fina capa aceitosa en la parte superior del vaso cuando se sirven de la canilla. Los vecinos denunciaron además serias irregularidades de la industria instalada en el barrio Parada El Gallo, como el vertido de líquidos en la vía pública cuando se limpian los tanques y la falta de una chimenea adecuada para quemar residuos, cuyas emanaciones tóxicas provocan picores en las vías respiratorias, fuertes dolores de cabeza y dificultades epidérmicas.

El jueves pasado, ante las reiteradas denuncias de vecinos de Pilar, norte del conurbano, se realizó un operativo en la planta Verasur y en sus terrenos linderos para tomar muestras de las napas freáticas, según explicó Juan Trebino, subsecretario nacional de Control y Fiscalización Ambiental y Prevención de la Contaminación Ambiental, que participó del procedimiento junto con representantes del Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) y la Secretaría de Ambiente municipal.

El funcionario afirmó que el agua de las napas más superficiales –las que podrían estar contaminadas– no se consume, porque son las “más sucias y no son aptas para consumo humano”. No obstante, admitió que “los vecinos aseguran beber agua contaminada por hidrocarburo, sospecha que surgió luego de que tomaran conocimiento de diferentes derrames accidentales de la empresa”.

Precisamente las denuncias de los vecinos fueron motivadas, entre otras anomalías, por la explosión de dos tanques que contenían gasoil y petróleo crudo, cuyo contenido fue vertido “dentro y fuera de la planta”. Al respecto, Erica Hahn, vocera de la organización Vecinos Autoconvocados por la Contaminación en Pilar, afirmó que “los tanques explotaron por el mal estado de las instalaciones”, y agregó que las irregularidades en las que incurre la empresa son muchas. “Limpiaban los tanques y arrojaban los residuos a la vereda, no tienen la chimenea especial que es obligatoria para quemar residuos y los olores que emite son tan fuertes que provocan ardor en las vías respiratorias, dolor de cabeza y problemas en la piel”, aseguró Hahn.

Asimismo, durante otro operativo llevado a cabo el último sábado también se tomaron muestras de aire. Cabe destacar que previamente la planta industrial había sido clausurada por el OPDS y dada de baja del registro de operadores por la ex Secretaría de Energía. Sin embargo, los vecinos afirman que Verasur sigue funcionando durante la noche, y que “entre las 12 y las 4 AM es cuando más larga olor”. Ya en octubre del año pasado, la organización vecinal tomó muestras junto a la ONG Naturaleza del Derecho y las envió a un laboratorio marplatense. “Los resultados mostraron que el agua de las napas del barrio tiene 16 microgramos de hidrocarburo”, remarcó Hahn.

Al respecto, el subsecretario de Protección Ambiental de Pilar, Federico Alberto, informó que desde la industria de marras aseguraron que sólo se están realizando tareas de limpieza. “Los resultados estarán en diez días; y si hay hidrocarburo, se proveerá agua a los vecinos y se procederá a la clausura definitiva de la empresa, que además será sancionada económicamente y deberá recomponer el daño ambiental ocasionado”, aseguró Trebino.

Por último, los vecinos manifestaron que en el lugar hay diferentes industrias de categoría 3, cuya instalación no está permitida en zonas pobladas, puesto que son altamente contaminantes. El objetivo de Vecinos Autoconvocados por la Contaminación en Pilar es la erradicación de las industrias del barrio y el cambio de zonificación a zona rural con mejoras. “Como consecuencia de la contaminación generada por estas industrias, un nene tiene asma y una nena tiene un tumor cerebral, y a las dos familias los médicos les recomendaron irse del barrio”, concluyó Hahn.

Compartir: 

Twitter
 

Al exterior de los muros de Verasur, el agua corre con olor nauseabundo.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.