SOCIEDAD › UNA SENTENCIA JUDICIAL CON LENGUAJE ADAPTADO PARA UN ADOLESCENTE

El fallo que se hace entender

La causa giraba en torno del cambio de apellido de un chico de 14 años. En la parte resolutiva, la jueza redactó un texto apropiado a la edad del interesado. La emoción del joven al escuchar la sentencia.

“Como (...) quiere ser tu papá y vos querés ser su hijo, el Juzgado va a hacer que esto suceda y a partir de ahora te vas a llamar (...) igual que tus hermanitos”. La frase forma parte de una sentencia judicial firmada por Erika Fontela, jueza de la localidad rionegrina de El Bolsón, que redactó un fallo sobre el cambio de apellido de un adolescente con un lenguaje acorde para que el joven pudiera leerlo y comprenderlo por sí solo. Sin abandonar el léxico jurídico en las partes que requerían precisiones técnicas, la jueza dedicó algunos párrafos al joven de 14 años para que pudiera entender el núcleo de la sentencia, que implicaba cambiar su apellido natal por el del hombre que lo crió, sin necesidad de recurrir a un asesor.

El fallo termina con otra frase adaptada: “Le vas a poder decir a todos que tenés nuevo nombre y qué es lo que significa para vos”. La jueza aseguró que el chico “se puso re contento y se emocionó y su mamá también. Fue un momento muy lindo”, agregó al referirse al momento de la lectura formal de la sentencia, al final de la audiencia.

El chico quería tener el mismo apellido que sus hermanos más pequeños y, por otro lado, la jueza tuvo en cuenta que “tiene un fuerte vínculo con la pareja de su mamá. El padre accedió a la adopción plena del niño que cuida desde que tenía un año”.

La causa se había iniciado en noviembre del año pasado en un juzgado de Familia de Bariloche y, por razones de competencia, se trasladó el expediente al suyo, apenas asumió la magistratura en todos los fueros de El Bolsón meses atrás.

“El lenguaje adaptado que contiene la sentencia se lo dedicamos al nene, para que lo entienda”, remarcó la jueza al diario local Río Negro. Además destacó que la sentencia se enmarca en la Convención de los Derechos del Niño, la ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes y el Código Civil reformado, que “garantiza la posibilidad de que el chico sea escuchado”. Más tarde contó que el día de la audiencia, a fines de septiembre, “le explicamos al nene que se le va a cambiar su DNI y tendrá los apellidos de sus hermanitos”.

Según la jueza, es necesario modificar el lenguaje jurídico en general: “Estamos tratando de hacer que las sentencias que son para la gente sean con un lenguaje más llano, porque si se dictan en un lenguaje muy jurídico no lo entienden”, explicó.

Compartir: 

Twitter
 

Erika Fontela, jueza de la localidad rionegrina de El Bolsón.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.