SOCIEDAD › INTERESES ENCONTRADOS CON EL PROTOCOLO DE KYOTO

El dilema de los petroleros

China y los países que integran el Grupo de los 77, entre los que se encuentra la Argentina, tienen serias dificultades para encontrar una posición en común para presentarse como un bloque sólido a la hora de las negociaciones en la Conferencia sobre el Cambio Climático que se lleva a cabo en Buenos Aires. Las diferencias surgieron a raíz de las objeciones de los países productores de petróleo (OPEP), también integrantes del G-77, cuyos intereses económicos chocan con muchos de los objetivos planteados en el Protocolo de Kyoto.
Ante este panorama, los funcionarios argentinos aceleran las negociaciones para conformar dentro del Grupo de los 77 un bloque homogéneo con los países de América latina, según confirmó una fuente de la Secretaría de Ambiente.
El G-77 fue establecido en 1964 por los 77 países en desarrollo que en esa ocasión firmaron una declaración conjunta, al concluir la primera sesión de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, realizada en Ginebra, Suiza. Las actividades de este grupo son financiadas por las contribuciones de sus estados miembros. Actualmente, la presidencia del G-77 está a cargo de la República de Guyana.
Las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) fueron coincidentes en destacar que existen asimetrías dentro del grupo del G-77. En tal sentido, el Fondo Mundial por la Naturaleza (WWF, en sus siglas en inglés) fue mucho más lejos y calificó a los países de la OPEP como “un zorro en el gallinero”.
La directora del Programa de Cambio Climático de WWF Internacional, Jennifer Morgan, dijo que era tiempo de examinar cuál era el rol de los países de OPEP dentro del bloque del G-77 más China. La especialista dudó que los países de la OPEP trabajen con espíritu de colaboración para resolver el problema de cambio climático: “Estos productores de combustibles fósiles protegen celosamente sus ingresos por petróleo a cualquier costo. Entonces nos preguntamos si la OPEP es un zorro o simplemente otra gallina preocupada”, señaló.
Los ambientalistas aseguraron que la actitud de este grupo de países –de la OPEP– hacia el cambio climático “no es nada alentadora”, porque hasta el momento ninguno ha ratificado el Protocolo de Kyoto, a excepción de Nigeria. Sólo Irán ha enviado hasta el momento su primera comunicación nacional, es decir, el inventario de gases de efecto invernadero. “A nivel nacional, el cambio climático no es un tema para ellos”, señaló Morgan. Una de las controversias surge porque los países productores de petróleo insisten en que se incluyan en los fondos especiales para el Cambio Climático, que estipula el Protocolo de Kyoto, medidas tendientes a compensar a los países por las pérdidas que pudieran ocasionarse en las ventas como resultado de la reducción de las emisiones. “Una investigación más profunda de este tema revela que las ganancias del petróleo no serán sustancialmente afectadas por los objetivos de Kyoto”, precisó la directora de la WWF.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.