SOCIEDAD › NO QUISO DECLARAR, PERO GRITO SU INOCENCIA

El “Uruguayo” no dijo ni mu

Vittete Sellanes está acusado de ser uno de los líderes de la banda que asaltó el Banco Río. Aseguran que compró un auto por 40 mil dólares y un lujoso departamento en Punta del Este.

En silencio ante los fiscales y a los gritos de inocencia ante los medios, Marito Vittete Sellanes, el uruguayo, dio su primer paso judicial en el caso del robo al Banco Río, en el que lo sindican como uno de los líderes de la banda que dio el espectacular golpe. El uruguayo fue trasladado a los tribunales de San Isidro para prestar declaración indagatoria después de haber sido detenido, el miércoles pasado, en el Aeroparque Jorge Newbery al ingresar al país desde Uruguay. El fiscal general de San Isidro, Julio Novo, descartó ayer que Marito se hubiera presentado para entregarse porque, según aseguró, “en su poder tenía un pasaje de regreso a Montevideo para el mismo miércoles a las 19 horas”. Al uruguayo le habrían encontrado en su poder cuatro llaves de cajas de seguridad de Uruguay y Argentina. Aseguran, además, que compró un auto valuado en 40 mil dólares y un tres ambientes en Punta del Este.

Pese a tener el rostro cubierto, adivinó la presencia de los medios y gritó: “¡Soy inocente, yo estaba en Uruguay, estaba en Montevideo!”, apenas lo sacaron del vehículo policial que lo trasladó hasta los tribunales de San Isidro. “Me entregué porque soy inocente. Pregúntenle a Migraciones sobre la cama que me hicieron”, gritó Vittete Sellanes a los periodistas que cubrían su traslado. Ya dentro de los tribunales, ante los fiscales Duilio Cámpora y Eduardo Vaiani, Vittete se abstuvo de declarar.

Según revelaron fuentes de Migraciones, cuando fue detenido, a Marito le encontraron en su poder cuatro llaves de cajas de seguridad. Los investigadores las analizaron y llegaron a la conclusión de que dos pertenecen a entidades bancarias de Punta del Este, una de Montevideo y la cuarta de Argentina.

Además, y siempre según las fuentes oficiales de la investigación, a Vittete le encontraron pruebas de que había adquirido un costosísimo automóvil Hyundai, valuado en 40 mil dólares. También, siguiendo la pista del uruguayo, los investigadores realizaron escuchas de conversaciones telefónicas que Vittete habría mantenido con familiares y detectaron que habría comprado en los últimos días un lujoso departamento de tres ambientes con vista al mar en Punta del Este. De todos modos, la dirección del inmueble aún no había sido detectada.

Desde la fiscalía aseguran que Vittete Sellanes es uno de los líderes de la banda, quizá no el primero en jerarquía como se había difundido, pero sí uno de los cabecillas. Lo identifican como el hombre que en el video de seguridad bancaria aparece vestido con traje gris en el momento del robo al banco y que actuó como jefe de la banda que tomó a los rehenes y concretó el saqueo de 145 cajas de seguridad, el 13 de enero pasado.

En el rompecabezas que armaron los investigadores sobre el organigrama de la banda, creen que Vittete era el segundo en la organización y fue quien dirigió las acciones de la banda dentro del banco. También lo identifican como quien negoció con la policía durante las horas que se extendió la toma de rehenes.

El uruguayo es el cuarto detenido en el marco de la investigación, aunque según las fuentes policiales y judiciales, se trata del más importante hasta el momento en la cadena de jerarquías de la organización.

El sábado 18 de febrero fueron detenidos Rubén De la Torre y su amante Silvia Fernández cuando se movilizaban en una 4x4 por Avellaneda. Después, allanaron la casa del hijo de De la Torre, Gastón, en el barrio de Flores, donde hallaron un millón de dólares y joyas. De todos modos, los fiscales no lograron obtener una orden de detención en su contra. El jueves, fue detenido en Villa Gesell Sebastián García Bolster, sindicado como el ingeniero que dirigió la construcción del túnel.

El fiscal general de San Isidro, Julio Novo, descartó la hipótesis de que Vittete Sellanes hubiera vuelto al país para entregarse a los investigadores porque, añadió, “tenía un pasaje para volver a Montevideo a las 19 horas” del mismo miércoles en que lo detuvieron.

Compartir: 

Twitter
 

Marito Vittete Sellanes fue trasladado a los tribunales de San Isidro, pero se negó a declarar.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.