SOCIEDAD

Cuatro vueltas al Obelisco para reclamar justicia por Kevin Sedano

En mayo de 2002 a Kevin Sedano lo atropellaron en Olivos. El conductor huyó, pero fue identificado. Kevin murió siete días después. Ayer sus familiares organizaron una marcha en reclamo de justicia.

Cuatro años después de la muerte de Kevin Sedano, un chico de 14 años que fue atropellado por un automóvil y abandonado, en la localidad de Olivos, sus familiares y amigos realizaron un acto en el Obelisco. Allí estuvieron su madre, Viviam Perrone; integrantes de la asociación Madres del Dolor, de la Comisión de Familiares de Víctimas Indefensas de la Violencia Social, Policial, Judicial e Institucional (Cofavi) y familiares de víctimas de accidentes de tránsito. Todos reclamando justicia bajo el lema “Demos cuatro vueltas al Obelisco por cuatro años de impunidad”.

“Kevin agonizó durante una semana. Al otro día del accidente pudimos conseguir la dirección del conductor y vimos el auto. Pensábamos que el comisario Eduardo Perone de la comisaría 1ª de Olivos se estaba haciendo cargo. Pero lamentablemente fueron a buscar al asesino 72 horas después y esto hizo que se perdieran pruebas elementales, como el test de alcoholemia, la frenada en el pavimento, y además existió el tiempo suficiente para que se adulterara la escena del hecho y el auto”, denunció Perrone.

El hecho sucedió el primero de mayo de 2002 cuando Kevin caminaba por Avenida del Libertador junto a dos amigos. Los tres habían salido de la disco Xai Xai, frente a la quinta presidencial. Como no conseguían un remise y sus padres no lo dejaban llegar a su casa después de las 3.30, iniciaron el regreso a pie. En el cruce de la avenida con la calle Corrientes, los chicos fueron atacados por otro grupo de jóvenes que querían robarles. Entonces, los tres empezaron a correr, perseguidos por entre seis y nueve personas, según indicaron algunos testigos. Uno de los amigos de Kevin vio un bar abierto en la vereda de enfrente y quiso resguardarse allí. Por eso cruzó la calle corriendo y Kevin lo siguió.

Cuando cruzaban la avenida, Sedano fue embestido por un Ford Escort patente DAM 149 conducido por Eduardo Sukiassian, de 20 años, que iba acompañado por otros dos jóvenes: Guillermo Von Gerstenberg y Pablo Bereskyj. Después de atropellar a Kevin, Sukiassian frenó una cuadra más adelante, vio que Sedano estaba inconsciente pero no lo ayudaron y huyeron. Sólo hizo una llamada por su celular, aunque –según denuncia Perrone– no se los prestó a los chicos para pedir ayuda. Tras una semana de agonía, Kevin murió el 8 de mayo.

La madre de la víctima denunció que hace 20 días recibió amenazas de parte del presunto autor del homicidio. Según Perrone, desde Lake Tahoe, en California, Estados Unidos, donde estaba esquiando, Sukiassian le envió un correo electrónico para amenazarla.

En este momento hay dos juicios penales iniciados por la familia Sedano y por la asociación Madres del Dolor. Uno es contra los jóvenes que persiguieron a Kevin y sus amigos, y el otro contra Eduardo Sukiassian.

La investigación de la causa, caratulada como homicidio culposo, está a cargo del Juzgado número 1, a cargo del polémico ex juez del caso García Belsunce Diego Barroetaveña, mientras que la investigación es dirigida por la Unidad Funcional de Investigaciones 10 de San Isidro. El juicio oral será entre el 22 y 24 de agosto.

Compartir: 

Twitter
 

Viviam Perrone con la foto de su hijo, Kevin Sedano, reclamando justicia desde hace cuatro años.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.