SOCIEDAD › PRESENTAN LA VERSION MULTIMEDIA DEL PRIMER CATASTRO PORTEÑO

Un recorrido por la ciudad de 1860

Las calles Pichincha y Chile, bordeadas por pleno campo. La zona que rodea a la Plaza Lorea, sobre la avenida Rivadavia, con escasa edificación. El ramal del ferrocarril del oeste, tan sólo una vena que atraviesa un espeso verde. Así era la Buenos Aires de 1860 y esa ciudad tan distinta de la actual podrá conocerse a través de la versión multimedia del primer relevamiento conocido como Catastro Beare, que se podrá consultar en la biblioteca del Museo de la Ciudad a partir de hoy.

La Buenos Aires de hace 146 años, representada en el trabajo del Catastro Beare, confeccionado en 1860 por el ingeniero británico Peter Beare, está compuesta por 14 tomos originales que contienen en cada página una lámina pintada en acuarela con la vista aérea de cada manzana de Buenos Aires, con las parcelas de terreno marcadas, el perfil de las casas y el nombre de las familias que entonces las ocupaban.

Este material se expondrá en la sede del Museo de la Ciudad, en Alsina 412. La preservación digital del catastro Beare es una tarea que marcó un punto de inflexión en la metodología del procesamiento digital de acervos patrimoniales. El objetivo de este trabajo fue mostrar los cambios en la población de Buenos Aires entre los años 1860 y 1870, a través de la estética, usos y costumbres de aquellas épocas.

En base al material digitalizado, y teniendo como premisa el libre acceso a la información contenida en el Catastro Beare sin necesidad de manipulación física del mismo, se diseñó una multimedia que permite navegar las distintas páginas de los 14 tomos que integran el trabajo.

En la multimedia, que estará a disposición del público en general, está incluida toda la información en formato digital con la particularidad de que pueden observarse todos y cada uno de los planos con sus respectivas referencias, detalles y ampliaciones.

“El Catastro Beare es una fuente única de relevamiento de la ciudad, y es por eso que su difusión masiva, a través del proceso de digitalización, es un aporte invalorable de la difusión de nuestro patrimonio, ayudándonos a conocer la evolución poblacional de nuestra ciudad, y a reconocernos como parte de un proyecto urbano que involucra a las generaciones que nos precedieron”, expresó durante el acto de presentación del trabajo la ministra de Cultura porteña, Silvia Fajre.

Compartir: 

Twitter
 

Las láminas fueron pintadas en acuarela con la vista aérea de cada manzana de Buenos Aires.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.