SOCIEDAD

Santa Fe, con más lluvia y el agua aún estancada

Una lluvia persistente volvió a llevar preocupación a la ciudad. Todavía quedan 13.400 evacuados y varios barrios bajo el agua. El caso de un centro de inundados abandonado por la Municipalidad.

 Por Juan Carlos Tizziani
Desde Santa Fe

Una lluvia pertinaz a lo largo de todo el día volvió a poner ayer en alerta a los barrios inundados. Y para peor, un apagón que afectó el 70 por ciento de la ciudad durante dos horas agregó más zozobra. Santa Fe parece vivir la emergencia de la emergencia. El gobierno se jacta de su capacidad de bombeo para desagotar el cordón oeste: 90 millones de litros por hora, dijo el ministro de Asuntos Hídricos, Alberto Joaquín, pero el agua –que a esta altura es un líquido espeso y oloroso, donde flotan los animales muertos– parece estancada en los puntos más bajos: Chalet, Santa Rosa de Lima y Centenario.

“Intenté llegar a mi casa, pero a las cinco cuadras, cuando el agua me daba a la cintura, me tuve que volver”, confesó Gladis, una joven mamá de Santa Rosa de Lima, con su bebé en brazos. Joaquín es el funcionario que anunció que “Santa Fe debería estar sin agua el martes a la noche” (sic). Falló. El gobernador Jorge Obeid corrigió entonces ese primer pronóstico y amplió la tarea de desagote a “tres o cuatro días, como máximo”. El plazo se cumplió ayer. Otro fallido. Así que aún quedan 13.400 personas en 98 centros de evacuados, poco menos de la mitad de las que hubo en el pico de la crisis.

Pero los números oficiales también se pueden contrastar con otra realidad: la de un centro de evacuados a sólo diez cuadras de la Casa de Gobierno que fue abandonado por la Municipalidad de Santa Fe durante días hasta que recién anoche la provincia se hizo cargo: mandó un responsable para que coordine la asistencia a 460 personas que habitan la ex estación del ferrocarril Mitre, los andenes y un galpón cercano. “Fueron días caóticos”, dijo Ulises Bechis, uno de los cinco voluntarios que intentaron tapar el bache entre el retiro municipal y la llegada de la provincia y hasta ensayó una hipótesis para explicar por qué ellos quedaron a la deriva: “Suponemos que es el conflicto entre el gobernador (Jorge) Obeid y el intendente (Martín) Balbarrey. Desde que Obeid se puso al frente de la emergencia, la Municipalidad se borró”.

Ayer se había hecho cargo del centro de evacuados en la ex estación del ferrocarril Mitre –donde se refugian 235 personas en el edificio y en los andenes, más otras 125 en un galpón cercano– un enviado de la Dirección de Defensa Civil de la provincia, Javier Maillo. “La situación está controlada, pero hay muchas falencias. Necesitamos elementos de limpieza e higiene, pañales, colchones y frazadas.” Maillo llegó junto a tres veteranos de la Guerra de Malvinas que se sumaron a los voluntarios del Centro Cultural Fernando Birri que funciona en la misma estación ferroviaria.

En principio, el centro de evacuados estuvo a cargo del vocero del intendente Balbarrey, Daniel de la Torre, pero éste se fue a las 48 horas. Y recién ayer, la provincia designó a Maillo para que se hiciera responsable de la situación. “Estuvimos abandonados. Y no sólo por la Municipalidad, me parece que la culpa es compartida por el gobierno de la provincia. Lo que sucedió fue que la Municipalidad nos hizo abrir este lugar para que sea un centro de traslado. Acá llegaban los evacuados y después se los derivaba hacia otros centros de evacuados”, explicó Bechis. “Pero cuando se produjo el pico de evacuados, llegamos a tener 400 personas que se quedaron. Hoy tenemos 235 en la estación y en los andenes y 125 en otro galpón.”

Compartir: 

Twitter
 

El bombeo de desagote todavía no sacó el agua de los puntos más bajos de la ciudad de Santa Fe.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.