SOCIEDAD › CARRASCOSA YA FUE ALOJADO EN LA CARCEL DE CAMPANA

La nueva morada del viudo

Es un penal de construcción moderna, para detenidos de buena conducta. Tiene TV satelital y comparte celda con otros cinco presos. La defensa ya pidió que cumpla la prisión en su casa.

 Por Carlos Rodríguez

Muy serio, esposado, sin responder a las preguntas que le dispararon los periodistas, Carlos Carrascosa fue sacado ayer de la comisaría séptima, de Las Lomas de San Isidro, donde pasó sus dos primeras noches en prisión. Lo instalaron ahora en una celda, que compartirá con cinco presos, en la Unidad 41 de Campana, una cárcel de mediana seguridad –de las más modernas del país–, donde comenzó a cumplir la condena a cinco años y seis meses de prisión que le aplicaron por “encubrimiento agravado” del crimen de su esposa, María Marta García Belsunce. Diego Ferrari, abogado de Carrascosa, confirmó a Página/12 que ayer presentó “un pedido de atenuación de la medida cautelar que le aplicó el Tribunal Oral 6, que es una prisión preventiva, ya que el fallo no está firme”. Lo que pretenden los defensores es que Carrascosa cumpla la medida en su casa y que vuelva a la cárcel “si se confirma el fallo”. Ferrari dijo que el planteo se basa “en el hecho concreto de que Carrascosa jamás obstruyó el accionar de la Justicia y es imposible que se fugue, porque sería mucho peor para él”.

Ferrari explicó que los argumentos que expusieron con Alberto Cafetzoglus, el otro defensor del viudo, intentan dejar sentado que “a nuestro representado, con la fama que ha conseguido a través de la prensa, le resultaría imposible fugarse sin ser reconocido de inmediato. ¿Dónde podría tomar un café sin ser descubierto? Tendría que vivir escondido mucho más de cinco años. En definitiva, si le ratifican la condena, es más fácil cumplirla, porque a la mitad del tiempo tendría la posibilidad de las salidas transitorias y todo sería más cómodo para él”. Por esas razones, los abogados pidieron que lo dejaran ir a su casa hasta que la Cámara de Casación se expida ante los recursos que se presentarán para que se modifique la sentencia del tribunal oral.

Como se dijo, los defensores insistirán en pedir la absolución, mientras que el fiscal Luis Molina Pico recurrirá ante Casación la decisión del Tribunal Oral 6 de absolver al viudo de la imputación por el asesinato de su esposa. La parte acusadora había solicitado la prisión perpetua de Carrascosa por “homicidio agravado por el vínculo”. Sobre el lugar adonde fue trasladado su defendido, Ferrari contó que se trata “del penal más cercano a los tribunales de San Isidro que tiene las características apropiadas para las circunstancias”. El abogado precisó que en la Unidad 41 de Campana se alojan “personas que no revisten peligrosidad, gente cuyas edades rondan los 50 o 60 años, como es el caso de Carrascosa. Gente grande, tranquila, que pasa buena parte del tiempo realizando actividades, sin crear problemas”.

Ferrari se molestó por las informaciones que dicen que a Carrascosa se lo ve inmutable, como si no hubiera pasado nada. “Eso forma parte de la mala imagen que están dando de él la mayoría de los medios de prensa. Nadie puede estar tranquilo cuando le pasó un camión por arriba, como le ocurrió a él, porque no esperaba un fallo de estas características”, dijo el abogado. Otro tema que le resultó incómodo fue la información que dice que en la Unidad 41 de Campana, los presos pueden ver “televisión satelital” porque tienen el servicio de DirecTV. “De todos modos es una cárcel, aunque tenga televisión y aunque sea un lugar con gente grande que tiene antecedentes de buena conducta”.

“La seriedad que hoy muestra Carrascosa es un cambio muy grande en su vida, porque es una persona recontra agradable, algo que se puede deducir tranquilamente por la cantidad de amigos y de parientes que fueron a acompañarlo al juicio el día de la lectura de la sentencia”, insistió Ferrari, tratando de demostrar que su representado “la está pasando muy mal, sobre todo porque sabe que es injusta la condena”.

Al viudo lo sacaron ayer, a las 8.15, de la comisaría séptima, en Diego Palma al 1600, de Las Lomas de San Isidro. Esposado, lo subieron a un móvil policial con el cual viajó hasta Campana, a una de las cárceles más nuevas que tiene el Servicio Penitenciario Bonaerense. Lo alojaron en el pabellón 9. El director del penal, César Grassi, informó que el detenido mantuvo una entrevista con las autoridades del lugar, que le entregaron “el código de convivencia interno”. Luego se le hizo una revisación médica, como ocurre con los recién ingresados. El penal tiene doce pabellones dispuestos en sistema panóptico.

En la unidad de Campana, los presos trabajan en talleres, en huertas o en el mantenimiento del establecimiento. En las horas libres, pueden ver televisión y tienen DirecTV. En principio, cuentan con televisores compartidos, instalados en los pasillos de los pabellones, pero es posible ingresar aparatos personales en las celdas individuales. Carrascosa fue visitado ayer por su abogado, Alberto Cafetzoglus, quien lo informó sobre las presentaciones ante la Justicia para intentar lograr su libertad.

Compartir: 

Twitter
 

Carrascosa fue llevado a la Unidad 41 de Campana, donde se alojan personas de entre 50 o 60 años.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.