SOCIEDAD › PRESO POR GOLPEAR A UN CHICO JUDIO

Racismo en colectivo

El juez federal Ariel Lijo dictó la prisión preventiva de un hombre de 47 años que fue procesado por golpear a un adolescente al que obligó a descender de un colectivo mientras enunciaba: “Bajate, judío de mierda, ¿qué carajo tienen que hacer acá? Hay que matarlos a todos”.

El electricista Rodolfo Arenas Vega, de nacionalidad chilena, fue procesado por lesiones y daño, con el agravante que supone haber violado la Ley Antidiscriminatoria 23.592, es decir haber actuado por “odio racial o religioso”, según evaluó Lijo.

El 14 de noviembre de 2006, según reseña el expediente, Arenas Vega subió a un micro de la línea 128 en la parada ubicada en Bulnes y Córdoba, Palermo, y detrás de él lo hizo un chico de 15 años llamado Menajem, que llevaba en la cabeza una kipá. Cuando el adolescente iba a sacar boleto, Arenas Vega lo increpó con las frases racistas, tras lo cual lo golpeó en la cara, según señala el fallo.

En su descargo, el electricista explicó que se había dirigido a Menajem para decirle que dejara libre un asiento que “el muchacho se apuraba” a ocupar, para cederlo a una mujer embarazada. Según el acusado, él “insistió en que le diera el asiento a la señora, diciéndole que no fuera maleducado y el joven le contestó que el asiento lo tenía él”. Sin embargo, el colectivero Juan Pablo Tolosa, que iba al mando del colectivo, ratificó la versión del chico.

Al delito de lesiones leves que tipifica el comportamiento atribuido a Arenas Vega, Lijo sumó el agravante de la motivación discriminatoria, que eleva las penas para todo ilícito cometido “por persecución u odio a una raza, religión o nacionalidad”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.