SOCIEDAD

NIÑOS

Más de 200 personas condenadas a perpetuidad y sin posibilidad de liberación en California eran menores en el momento de su condena, informó ayer el grupo Human Rights Watch (HRW), llamando a poner fin a esta situación. El informe, de 100 páginas, fue titulado “Me enviarán a casa cuando esté muerto”, y sostiene que la práctica de condenar a menores a cadena perpetua fue abolida en casi todo el mundo. En Argentina se sigue aplicando y por ese motivo cinco casos llegaron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. “Condenar a niños a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional significa que morirán en prisión, sin beneficiarse de una segunda oportunidad en la vida”, explicó Elizabeth Calvin, autora del informe. Según eltrabajo, 227 menores fueron condenados a perpetua sin posibilidad de libertad condicional sólo en California. HRW encontró sólo siete casos similares en el resto del mundo. Cinco son argentinos.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.