SOCIEDAD

La zona de exclusión de los radares

 Por Eduardo Febbro

El enigma que plantea la desaparición casi sin huellas netas previas del Airbus A330 de Air France pone sobre la mesa un tema de seguridad mayor: la escasa cobertura de los radares en zonas difíciles y la utilización limitada de los satélites. Los aviones se benefician con un seguimiento por medio de radares en tierra. Sin embargo, su alcance no permite seguirlos cuando atraviesan los océanos. Stéphane Durand, secretario general del Sindicato Nacional de Controladores de Francia, explicó que “el alcance de los radares está limitado a alrededor de 500 kilómetros. Más allá, como en el centro del Atlántico, el contacto radar es imposible”.

La evaporación del vuelo AF 447 no fue en un primer momento inquietante. Al alejarse de las costas brasileñas más allá de los 500 kilómetros, el aparato siguió una configuración normal que se alteró cuando debió reaparecer en los radares del otro continente. “La tierra está cubierta por innumerables radares cuyas zonas de cobertura se superponen. Los aviones pasan así de una a otra”, detalla Durand. El responsable francés explica que para saber adónde están las aeronaves, cada media hora o cada hora “los aviones emiten una señal por radio HF”. Se trata, según Stéphane Durand, de una suerte de “dispositivo que puede asimilarse a un SMS aeronáutico. Así, el avión nos indica adónde está y eso nos permite calcular su ruta y su posición”. Jean-Paul Armangaud, secretario general de la Unión Sindical de la Aviación Civil, evocó la utilización de los satélites como método de seguimiento. Sin embargo, este dispositivo de “seguimiento satelital no funciona aún en tiempo real. Se lo utiliza todas las horas para transmitir los puntos de posición o de informe”. Los analistas satelitales se sirven de esas marcas para detectar la posición de los aviones y con ello pueden calcular una región o un círculo de búsqueda si el avión no da señales. En el caso del Airbus de Air France, algo debió haber ocurrido porque la zona de búsqueda fue, hasta el hallazgo de los restos, un completo misterio.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.