SOCIEDAD

Contra las estatuas de Roca

 Por A. B.

Awka Liwen en español significa “rebelde amanecer”. Así se llama el documental y así también el movimiento dentro del que surgió la idea, un colectivo que el escritor conformó hace más de ocho años con el mismo espíritu que el audiovisual. La remoción del monumento a Roca que permanece en Perú y Diagonal Sur, en la ciudad de Buenos Aires, fue la primera intención del movimiento. “Es el más grande de la capital, el más cercano al gobierno, que mira a la Casa de Gobierno como diciendo ‘aquí estoy yo’, creado durante la Década Infame (el hijo de Roca era vicepresidente del gobierno de facto de Agustín Justo entre 1932 y 1938), me parece un insulto hacia la mayoría de los pueblos”, determinó Osvaldo Bayer. Durante los primeros tiempos, los integrantes de Awka Liwen dieron clases todos los jueves al pie de esa estatua. Presentaron ante la Legislatura un proyecto para reemplazar la figura por una en honor a “alguien que lo merece: la mujer de los pueblos originarios, ya que en su vientre se formó la estirpe criolla”, comentó el escritor. El proyecto fue rechazado “por el macrismo, que siempre usa los mismos argumentos de ‘mirar hacia adelante y olvidarse de lo pasado’”, continuó. Tuvieron más éxito con el rebautizo de calles a lo largo y ancho del país, a las que renombran “pueblos originarios”. A esos proyectos se sumará el documental.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared