SOCIEDAD

Dieta mediterránea y depresión

 Por Pedro Lipcovich

Quienes siguen la dieta mediterránea podrían tener menos índices de depresión, según un estudio recientemente publicado.

La investigación –efectuada por un equipo de la Universidad de Navarra y otras universidades, dirigido por Almudena Sánchez-Villegas– tomó datos de 10.094 personas, residentes en España, graduados universitarios, que a su vez participaban en un proyecto más amplio de seguimiento de la salud. Estaban en buen estado de salud y no registraban síntomas de depresión al comienzo del estudio.

Después de cuatro años, “se registraron 480 casos nuevos de depresión clínica, indicada por el diagnóstico del médico clínico y/o por el uso de medicación antidepresiva”.

Al mismo tiempo, a todos los participantes en el seguimiento se les había aplicado un cuestionario para medir la adherencia a la dieta mediterránea: se asigna puntaje positivo al consumo de vegetales, frutas, nueces, cereales, legumbres, pescado y consumo moderado de alcohol; el consumo de carne, productos derivados de la carne y lácteos sin desgrasar se puntúa negativo.

Según el informe –que se publicó en la revista Archives of General Psychiatry–, la incidencia de depresión clínica fue “un 25 por ciento menor en las personas con mayor grado de adherencia a la dieta mediterránea”. Una razón posible sería que “la dieta mediterránea podría reducir los procesos inflamatorios, vasculares y metabólicos que pueden estar involucrados en el riesgo de depresión clínica”. También es posible que los que siguen esos hábitos de alimentación tiendan a resolver sus tristezas por otros caminos que la consulta médica o la medicación. En todo caso, “son necesarios estudios adicionales para confirmar estos hallazgos”, advierte el informe.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.