SOCIEDAD › EL IMPACTO DE DOS PROYECTOS

TED y netbooks

 Por Andrés Osojnik

–¿Aceptaría un cargo en el Gobierno?

–Nunca nadie me lo propuso formalmente, pero igual no quisiera jugar ese papel. Hago muchas cosas, hago programas de televisión, doy charlas, voy a universidades, estoy con el TED, voy al MIT, tantas cosas... pero no me veo en un puesto político.

–¿Cómo ve el impacto de TED en Buenos Aires?

–El problema en la Argentina es que las noticias se devoran todo. El TED lo hicimos en abril del año pasado y parece que fue hace una década. Lo que hace falta es que haya muchos TED. Por eso, cada uno de estos emprendimientos Tecnópolis, Buenos Aires Piensa, todo este tipo de cosas necesitan expandirse y tiene que haber más grupos generadores de estas cosas. Se viene una camada de gente maravillosa, esto que está pasando es impresionante. Hay que ver todo lo que van a generar las netbooks en manos de los chicos...

–Usted también tuvo que ver con el inicio de eso...

–Sí, yo estaba en Boston, en el MIT. Fui a ver a Negroponte y la secretaria me dice, no, Nicholas no está, está muy ocupado ahora con el tema de OLPC. Le dije, ¿qué es OLPC? One Laptop per Child, dice y me explica que se va a hacer con los gobiernos, que se van a entregar computadoras... Y dígame, le pregunté, ¿Argentina está? Se fija y me dice que no. Le pedí el teléfono para hablar con Filmus, por supuesto por la Ley de Murphy no estaba, pero en menos de media hora me llamó él. Le expliqué y me dijo, bueno Adrián, te nombro en este momento representante argentino para... No, no, le dije, no me nombres nada, vos hacé tarea para el hogar, te aviso que esto está. Hablen con Negroponte y cuéntenle. En resumen, Negroponte vino y Kirchner lo recibió. Ahí sí me ofrecieron un cargo con este tema, pero yo dije que no podía, en la medida en que no estaba en el país. Comprar un millón de algo para distribuir es un trabajo impresionante. Bueno, y no importa que ese proyecto al final no funcionó, yo no estoy casado con ese proyecto, ni con Negroponte, a quien respeto tanto. Lo que pensó Negroponte es una cosa maravillosa, ahora el proyecto que está en marcha es otro, pero a mí no me importa, lo que importa es que los chicos tienen por primera vez una computadora que es suya.

–¿Cómo evalúa el impacto que esto va a tener en los chicos?

–En cada uno impactará de manera distinta. Uno hará música, otro llevará a lo mejor la computadora a un lugar donde no hay luz y como funciona a batería se abre la pantalla e ilumina. Otro les enseñará a sus padres. Pero el impacto va a ser que tantos pibes se integren a la tecnología. Uno no puede pensar en pasar un día sin computadora ni Internet. Y la verdad es que hay mucha gente, muchos chicos que están afuera de eso. Ahora empiezan a ser incluidos. Y el impacto que va a producir eso es impensable.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.