SOCIEDAD

“Una compañera que lloraba”

Una joven que era explotada sexualmente en la whisquería El De-safío, ubicada al costado este de la Ruta 38, de La Rioja, declaró textualmente que “le llamó la atención una compañera de trabajo que lloraba en todo momento, con las pupilas dilatadas. Notaba que la misma no tenía equipaje y entre otras cosas le comentó que tenía una hija de tres o cuatro años de nombre Micaela; que tenía de nombre artístico Lorena; que a esta chica en un primer momento no la podían ver por cuanto le decían que estaba de franco y lo hacía en la parte de arriba en un primer piso que da hacia el fondo, prohibiendo la entrada a todas las chicas que trabajaban en el lugar. Luego de unos siete u ocho días la hicieron bajar a esta señorita para que se integre al grupo y de esta forma trabajara en el salón en la atención al público, hasta que llegó a oídos de los encargados sobre el allanamiento y la sacaron del lugar, desconociendo su actual paradero, pero alcanzó a observar que a esta chica la llevaban en un automóvil Duna color blanco...”

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.