SOCIEDAD

Un homenaje a médicos desaparecidos

En el marco de la conmemoración de los cien años de la Sociedad Argentina de Pediatría, se rindió homenaje a quince colegas desaparecidos durante la última dictadura militar argentina. Para la organizadora de la iniciativa, Patricia Waisman, no sólo “correspondía hacer esta revisión histórica”, sino que recordarlos es otra forma de “hacer justicia”.

“Fue gente comprometida con la sociedad de su tiempo y con la infancia, y que merece ser recordada”, explicó a este diario Waisman. En el evento que se realizó como parte de las actividades del Congreso del Centenario de la entidad, participaron familiares y amigos de las víctimas. “Por lo general, los pediatras son personas con un fuerte sentido de responsabilidad social”, agregó la médica.

Es el caso de Luis Arédez, que trabajó varios años como pediatra en el Ingenio Ledesma, en Jujuy, impactado por las altas tasas de mortalidad infantil. “En épocas de la zafra, cuando había una temperatura de entre 40 y 50 grados, la empresa llevaba gente de Bolivia, muchos de ellos indígenas, y lo común era que trabajara la familia entera. El resultado era que morían 15 chicos por día. Y eso a mi padre lo conmovió”, describió a este diario Ricardo Arépdez, quien participó del homenaje a su padre, desaparecido desde mayo de 1977.

“Era un médico distinto de los que uno comúnmente conocía, estaba muy comprometido en salvar la vida de los niños y tenía un vínculo muy fuerte con las familias del Movimiento Obrero y Campesino. A veces las consultas que le hacían no eran del ámbito médico, sino sobre cuestiones privadas del seno familiar”, aseguró.

El pediatra permaneció dos años en el ingenio, hasta que lo “echaron porque se dedicaba a salvar vidas y a la empresa los medicamentos le salían caros”. En ese tiempo, el apoyo popular lo llevó a la intendencia de Libertador General San Martín por unos pocos meses, hasta que “el gobierno de Isabel (Martínez de Perón) le hizo un golpe institucional por ponerle impuestos al Ingenio Ledesma”. Tras estar detenido algunos meses y ser liberado, un comando de la dictadura lo secuestró el 13 de mayo de 1977.

Los otros pediatras desaparecidos que fueron recordados eran: de Rosario, Abel Eduardo Argento Fontaine y Jorge Luis Francesio Capdet; de Córdoba, Alberto Samuel “Lito” Falicoff; de Mar del Plata, Roberto Colomer; de la Ciudad de Buenos Aires, María Cristina Mura de Corsiglia y Elena De la Rosa; y de la provincia de Buenos Aires, Norberto “Suky” Ramírez, Ernesto Sirri, Samuel Angel Stola Cabello, Graciela Vallejo, Catalina Martha Velazco de Morini, Hugo Strejilevich y María Adela Garín. Además, fue homenajeado Mario Gershanik, asesinado en La Plata durante el gobierno de Isabel Perón.

Informe: R. M.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Un homenaje a médicos desaparecidos
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.