SOCIEDAD › ENTREVISTA AL COREANO LEE JONG-WOOK, DIRECTOR DE LA OMS

“Estamos buscando minimizar los daños”

 Por F. K.
Desde Ottawa

Casi sin ser percibido, el coreano Lee Jong-Wook, director general de la Organización Mundial de la Salud, irrumpió en el lobby del Westin Hotel —edificio que congrega a todas las delegaciones internacionales– a las 9.15 de la mañana de ayer. Su llegada silenciosa fue atípica: sin la típica cohorte de voceros y secretarias que siguen afiebrados a figuras de la talla de este funcionario –como si se tratara de una especie de estrellas de rock–, Jong-Wook inspeccionó desde lo lejos el movimiento ajetreado de los ministros de Salud de casi todo el mundo que se alborotaban por subir a los “colectivos VIP” que los transportarían segundos más tarde al L.B. Pearson (sobre el 125 de la Sussex Street), edificio de la Cancillería local donde se llevan a cabo las conferencias.
La expresión y el porte de este hombre menudo –de casi 1,68 metro de estatura, mechón canoso prominente y habla algo efervescente– eyectaban una envidiable serenidad.
–¿Qué tan serio es el actual riesgo de pandemia? –preguntó este cronista, intentando infructuosamente agitar ese mar de tranquilidad emocional.
–En la OMS tenemos seis niveles de alerta ante la posible aparición de una pandemia –arremetió Jong Wook enfundando con la mano derecha el bolsillo de su pantalón–. Actualmente el mundo está en nivel 3, puesto que el virus de la gripe aviaria todavía no mutó y no se puede transmitir de humanos a humanos. Para nosotros es importante prepararnos ahora, no después. En estos casos de pandemia, “después” es muy tarde. Cada país debería estar preparado. No sólo los países ricos, también los países en vías de desarrollo.
–¿Cree que se puede prevenir un evento como una pandemia, o sea, cuando una enfermedad afecta a cualquier región del planeta sin distinción de límites geográficos?
–Es algo complicado, pero al menos lo intentamos. Es un fenómeno natural que nos afecta más allá de nuestro control. O sea: no podemos controlar 100 por ciento la manera en que todas las aves del mundo migran o dónde arrojan sus excrementos. Hay mucho que se nos escapa. Lo que pretendemos es minimizar los daños, prevenir estableciendo cursos de acción antes de que sea tarde.
–¿Considera que el mundo está preparado para una pandemia?
–Si estuviese adecuadamente preparado, no necesitaríamos esta reunión. Algunos países claramente están más preparados que otros, pero en estos tiempos de globalización, de movimientos continuos de personas de países a países, eso no da garantías.
–¿Qué espera de estas reuniones?
–Me gustaría que se llegue a un consenso global entre los ministros de Salud sobre cómo prepararnos frente a la gripe aviaria, entendiéndola como potencial detonador pandémico. Un aspecto fundamental es cómo se comunican estos temas a la gente: ¿qué es la gripe aviaria?, ¿qué es una gripe estacional?, ¿qué es una fiebre pandémica? Estas son tres cosas diferentes que las personas usualmente confunden y pueden llevar a un estado de conmoción social que podría y debería evitarse. Confundir esto además induce a que la gente tenga miedo a comer pollo –lo cual preocupa a toda la industria avícola–, aunque comer pollo no transmite la enfermedad. Es importante educar a la gente para que no haya pánico. Hay que explicar qué es la gripe aviaria y qué no es la gripe aviaria. Obviamente, en estas charlas también lidiaremos con el asunto de las vacunas y las diferencias sanitarias entre países ricos y países pobres.
–¿Se mira a Africa de otra manera en estos momentos teniendo en cuenta la falta de recursos y de medidas para prevenir estos brotes?
–Sí y no; se la mira con cuidado. En estos fenómenos no debería hablarse de naciones ricas y naciones pobres. Hoy el mundo es un lugar pequeño en cuanto al transporte y a las comunicaciones. Todos los países deben estar preparados, si uno solo no esta listo, ninguno está preparado del todo.

Compartir: 

Twitter
 

El coreano Lee Jong-Wook.
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.