EL PAíS › EL FRENTE KIRCHNERISTA TENDRA CERCA DE 110 DIPUTADOS Y DESPLAZARA A CAMAÑO

“No habrá un bloque con el duhaldismo”

El triunfo del Frente para la Victoria sepultó las aspiraciones del duhaldismo, que sólo tendrá 28 diputados. Los radicales seguirán como segunda fuerza, con 38. El ARI tendrá 13, los partidos de centroderecha 23 y el interbloque que supo liderar Adolfo Rodríguez Saá llegará a las 12 bancas.

 Por Eduardo Tagliaferro

“No habrá un bloque conjunto con el duhaldismo. Esto no es un baile de máscaras en el que luego de sacarse el antifaz todo sigue igual”, dice a este diario el diputado kirchnerista por Río Negro Osvaldo Nemirovsci, uno de los cuatro miembros de la conducción de la bancada oficialista. La definición no deja dudas sobre el futuro del peronismo parlamentario. Luego del 10 de diciembre cada sector correrá por sus propios andariveles. Claro que, luego del fuerte triunfo electoral del último domingo, para los kirchneristas los vientos serán favorables.
Para que no queden dudas, Nemirovsci sostiene que en el bloque oficialista “vamos a estar los que acompañamos al Presidente”. Como parte de la campaña, el duhaldismo arrancó su discurso diciendo que acompañaría las políticas de Kirchner. Nemirovsci cierra el paso a cualquier discusión de ese tipo. “No queremos discutir la política de gobierno dentro del bloque. El respaldo a la política se expresó el domingo en las urnas. Este será un bloque oficial, no tenga dudas”, sostiene el rionegrino.
Antes de la elección, el quilmeño Eduardo Camaño había hecho pública la voluntad duhaldista de pelear por la presidencia del cuerpo. Desde el kirchnerismo nunca se ocultó que el principal candidato para ocupar el asiento que hoy retiene Camaño y en el que supieron sentarse el radical Rafael Pascual y el menemista Alberto Pierri es el actual intendente de La Matanza Alberto Balestrini. Esa pelea finalizó antes de comenzar. Mientras los principales referentes del duhaldismo analizaban anoche la política que desarrollarán en el Congreso, desde el kirchnerismo, Nemirovsci, en diálogo con Página/12, fue contundente al hablar del próximo titular del cuerpo. “No hay forma de distorsionar la voluntad popular. El resultado fue contundente. El Presidente de la Cámara será alguien que proponga el kirchnerismo”, dice.
Con cerca de 110 diputados, los kirchneristas tienen el espacio para imponer condiciones no sólo dentro de la bancada oficialista, sino también frente al resto de los bloques. Por eso no llamó la atención que ayer Juan Manuel Irrazábal, diputado nacional del kirchnerismo por Misiones, insistiera con el alejamiento de la conducción del bloque de los diputados duhaldistas. Concretamente con el de la bonaerense Graciela Camaño, a quien le pidió públicamente la renuncia. La medida parece más efectiva y simbólica que práctica. Falta poco para el recambio legislativo y salvo la discusión del Presupuesto y la nulidad de los indultos a las juntas militares de la última dictadura, no aparecen grandes temas en la agenda de la Cámara baja.
Con la movilidad que suele caracterizar a la política, más aún dentro del peronismo, es muy probable que esa cifra se vea engrosada con el salto de más de uno de los legisladores duhaldistas. Los seguidores del ex caudillo bonaerense contarán luego del 10 de diciembre con cerca de 28 diputados. En el oficialismo no dudan de que más allá de las posiciones del kirchnerismo, los duhaldistas armarán un bloque propio. Ante los contundentes números del kirchnerismo, la cifra del duhaldismo aparece como exigua para pelear dentro de la bancada oficialista. “Van a perder todas las votaciones”, comenta a este diario un conocedor de la entretela parlamentaria. Quedará por definirse la suerte de algunos diputados del peronismo que en los últimos meses se acercaron a los bonaerenses. Tal el caso del porteño Cristian Ritondo, quien después del ingreso de Mauricio Macri al Congreso podría incorporarse al bloque Compromiso para el Cambio, fuerza por la que ingresó en la elección del 2003. A pesar de perder bancas, la UCR continuará siendo la segunda fuerza legislativa, luego del kirchnerismo. Tendrá alrededor de 38 diputados. Los duhaldistas se acercarán a los radicales si pueden sumar algunos diputados del peronismo. El ARI tendrá 13 diputados. Los partidos de centroderecha tendrán 23 legisladores. El interbloque Provincias Unidas, que supo liderar Adolfo Rodríguez Saá, llegará a las 12 bancas. Entre las incógnitas, quedará por definirse el futuro del interbloque progresista que supo tejer el porteño Claudio Lozano. La actividad parlamentaria se reiniciará mañana cuando formalmente comience a discutirse el Presupuesto 2006.

Compartir: 

Twitter
 

La batalla por la conducción de Diputados ya estalló.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.