EL PAíS › Nota de tapa

VOLVER A EMPEZAR

Por Mario Wainfeld

| | De la mano del amplio triunfo de Cristina Kirchner, que le sacó unos 25 puntos a Chiche Duhalde, el Presidente consolidó su poder en todo el país, descontando el tropezón en Capital y Santa Fe. Además, se dio el gusto de derrotar a Menem y Barrionuevo y de arrebatar Río Negro y Catamarca a los radicales

|

El país › OBTUVO UN TERCIO, COMO HACE DOS AÑOS, Y SUPERO A CARRIO Y BIELSA COMODAMENTE

Macri pasó por la derecha

Por Santiago Rodríguez

Ganó la Capital con una clara diferencia sobre Elisa Carrió y Rafael Bielsa. Por la débil elección de López Murphy, queda como referente de la derecha junto a Sobisch, que ganó en Neuquén

|

El país › BINNER SE IMPUSO POR CASI 10 PUNTOS EN SANTA FE

Binner tuvo su tiempo de revancha

Por Guillermo Zysman Desde Rosario

El socialismo, aliado con la UCR, quebró el dominio del peronismo en Santa Fe

|

El país › OPINION

Sociedad y política

Por Horacio Verbitsky

De 1983 a 1989 el promedio de inscriptos que se presentaron a votar fue del 85 por ciento del padrón nacional. Cayó al 80 por ciento en la década siguiente y al 75 en las dos elecciones de esta... [+]

|

El país › OPINION

El día después, la Kábala de los resultados

Por Luis Bruschtein

El presidente Néstor Kirchner tuvo finalmente su segunda vuelta con buenos resultados, Mauricio Macri ganó en la Capital Federal y se afirma como referente del centroderecha y Hermes Binner ganó... [+]

|

El país › OPINION

El árbol y el bosque

Por Eduardo Aliverti

En primer lugar, convendría asumir algo que ya estaba claro antes de dar las urnas su veredicto. Sin embargo, por anomia intelectual o porque se trata de una observación cáustica acerca del... [+]

|

El país › OPINION

Inflación y distribución

Por Alfredo Zaiat

El movimiento de los precios seguirá siendo un tema molesto en los próximos meses. Un índice coqueteando el 1 por ciento provoca incomodidad en los principales despachos de la Casa Rosada y el... [+]

|

Ellas dos

|

Sociedad › DEJO OCHO MUERTOS Y 71 MIL REFUGIADOS A SU PASO POR MEXICO

Wilma no perdona y apunta a Florida

Por Tim Gaynor Desde México

Dejo ocho muertos y 71 mil refugiados a su paso por México

|

Sociedad

Un Boeing se suma con 117 muertes a la seguidilla de aviones caídos

Partió de la ciudad de Lagos, en Nigeria, y cinco minutos después la torre de control perdió contacto.

CULTURA & ESPECTACULOS

ROSENCOF, PASADO Y PRESENTE

Por Silvina Friera

El autor, ex militante tupamaro, habla de su última novela, El enviado del fuego, pero también de las estrategias que utilizaba para escribir durante los trece años que pasó detenido, en calabozos bajo tierra, durante la dictadura.

“LOS SUICIDAS DEL FIN DEL MUNDO”

Una tragedia naturalizada

Por Angel Berlanga

El libro de Leila Guerriero es una crónica sobre el horror en un pueblo patagónico.

“FRANÇOIS TRUFFAUT: LA EDUCACION SENTIMENTAL”

Truffaut siempre está volviendo

En el ciclo que arrancará el miércoles en la sala Lugones se verán nueve films esenciales del notable director francés.

EL CAMINO ABIERTO POR EL FESTIVAL DOCBSAS

Los ganadores de DOCBSAS/05

Por Oscar Ranzani

Los directores Diego Lerman, Darío Doria, Alejandro Hartmann y Pablo Baur cosecharon cuatro de los cinco premios pensados como un estímulo para la creación y el desarrollo de proyectos cinematográficos.

Los tangos del siglo XXI

El ciclo “Tango YMCA Siglo XXI”, que durante todo el año ofreció interesantes y arriesgados conciertos tangueros, cerrará mañana su temporada 2005. Con entrada libre y gratuita, la música de  [+]

PIRULO DE TAPA

ELECCIONES

Por Ernesto Tiffenberg
“Si yo decía lo que iba a hacer antes de las elecciones nadie me hubiese votado.” Cuando pronunció la frase por primera vez, una sonrisa le cruzó los labios. No era una sonrisa crispada, como la que usa Maradona cada vez que reconoce un pecado. No, era una sonrisa fugaz, tranquilizadora, la que usa el profesor para alentar a sus discípulos. Algunos lo criticaron por el descaro, otros aplaudieron la sinceridad y los más se regocijaron por la audacia –después de todo, cualquiera lo sabe, un buen presidente tiene que ser “audaz”–, pero casi nadie se detuvo a discutir el contenido de lo dicho por Carlos Menem. Casi nadie lo discutió entonces y casi nadie lo discutiría ahora. Semejante convicción se transformó en una de las herencias más profundas aunque menos profundizadas de los “felices ’90”. Subordinada a las todopoderosas leyes de la economía de mercado, la política se convirtió en el lubricante preparado para aceitar sus “daños colaterales”. Y las elecciones, ese momento en que no se puede prescindir de las grandes mayorías, en un periódico mal necesario destinado a legitimar el rumbo elegido. Un incómodo pero inevitable requisito del sistema donde se ponen en riesgo los avances logrados en los interregnos, cuando los reclamos e intereses de la gente común son bastante menos efectivos que las amenazas y seducciones del poder económico. Dentro de este paradigma, se convirtió en lugar común (un lugar común absolutamente vigente) considerar que las políticas que se proclaman en campaña no tienen nada que ver con las que sobrevendrán una vez contados los votos. Y hoy –más allá de la debacle del menemismo seguida de la debacle de la Alianza y sobredeterminada por la debacle de la convertibilidad– la mayoría de los empresarios –con tono de perdonavidas–, la mayoría de los periodistas –con aire de astutos– y la mayoría de los políticos –con pretenciones de expertos– repiten la misma cantinela. Esos empresarios, esos políticos y esos periodistas se congratulan de que haya terminado la campaña, de que por fin llegó “la hora de gobernar”. En otras palabras, que se acabaron las promesas y empiezan las realidades. Que los votos acumulados permiten imponer las medidas tan “necesarias” como antipopulares que se postergaron para conseguirlos. Todos los triunfadores de la elección de ayer serán confrontados con este discurso. Nada, más allá de ese perverso sentido común, los obliga a aceptarlo. Cuando la deserción de Menem empujó a Néstor Kirchner a surfear el todavía fresco “que se vayan todos” montado en un raquítico 22 por ciento de los votos, se puso por primera vez en duda la infabilidad de ese razonamiento. Nadie pudo comprobar si cumplía o no sus promesas de campaña porque nadie se había tomado el trabajo de oírlas. Después de todo, no había sido votado por ellas sino porque era el mejor calificado para bloquear el tercer protagónico del riojano. Así fue como el debutante eligió el camino de plebiscitarse casi a diario a través de las encuestas. De esa decisión surgieron la mayoría de las medidas que hasta hoy alimentaron su presidencia. Hubo algunos que repudiaron el sentido de esas medidas –sobre todo las que dieron un vuelco a las políticas de impunidad alentadas desde el Estado y las que otorgaron un aire nuevo a la Corte Suprema– pero aceptaron el método de “reconstrucción del poder presidencial” como una transitoria necesidad impuesta por la disolución de 2001. Ya hace bastante que abandonaron tanta tolerancia y hoy son muchos los que plantearán que la elección de ayer torna semejante método en absolutamente innecesario. Más allá de su apoyo o no al Gobierno, son los que piensan que el interés de la mayoría de las personas –incrementar sus ingresos directos o indirectos, reales o simbólicos, para mejorar su calidad de vida– está contrapuesto con el rumbo que debe adoptar el país para lograr “un crecimiento sostenible”, en la ya popular expresión acuñada por el FMI. Los que creen que sólo el interés de su empresa es sinónimo del interés nacional. Además de señalar la caída en los índices de desempleo, pobreza e indigencia o el suave cambio de tendencia en las regresivas formas de distribución del ingreso, el oficialismo resaltó durante toda la campaña que avanzar con más fuerza por ese camino es el objetivo central de su gestión. Haría bien el Gobierno en reafirmarlo y los que lo respaldaron en recordarlo y exigirlo. También los opositores tendrán la oportunidad de transformar sus consignas en propuestas, un camino que mostró su fecundidad más de una vez, como en el caso de la anulación de las leyes de impunidad o en la generalización de los planes sociales. Unos y otros, gobierno y oposición, pueden y deberían seguir con sus “campañas” (o sea interpelando a la sociedad más que a los grupos de poder), construyendo día a día el respaldo político y la participación popular que reemplace con un nuevo sistema de partidos las ruinas en que quedaron convertidos los tradicionales –peronistas, radicales y de izquierda– después de tantos años de desilusión democrática. Contrariamente a los viejos lugares comunes, quizás sea ésa la única forma de no sucumbir a la tentación de ver los problemas nacionales siempre desde el punto de mira de las minorías. El triunfo de Mauricio Macri en la Capital puede llevar a la rápida conclusión de que también han salido fortalecidos los que no dudarían en repetir la frase de Menem. Conviene no apurarse. Menos del 40 por ciento de los porteños (si se suma lo obtenido por Macri con las otras opciones de la derecha) se inclinó por el regreso al pasado. Y por primera vez más del 60 se dividió entre las alternativas de izquierda o centroizquierda. No hace falta demasiada imaginación para intuir que a Macri todavía le falta un buen trecho para ganar un hipotético ballottage a la Jefatura de Gobierno. Los argentinos ayer hicieron su elección. Ahora sólo falta que los elegidos se olviden definitivamente de la sombra de Menem. En otras palabras, de que quede clara la elección de los elegidos.

SUPLEMENTOS

24-oct-2005

LIBERO

GATILLO PENAL

En los últimos cuatro meses, tres hinchas de fútbol cayeron bajo las balas policiales, a causa de lo indiscriminado...

23-oct-2005

Cash

La cinchada

LA ECONOMIA DESPUES DE LAS ELECCIONES: Ya se ha instalado el debate sobre cuál debería ser el rumbo económico para...

23-oct-2005

Radar

Planeta limón

Javier Limón presenta Casa Limón, el proyecto de estudio de grabación y sello discográfico que empieza a...

23-oct-2005

Radar libros

Historias breves

Acaba de publicarse Narrativa breve (Alfaguara), el volumen que reúne tres libros de cuentos y un puñado de relatos...

23-oct-2005

Turismo

A pescar truchas

Tres destinos de la Patagonia para la temporada de pesca que se inicia el 1º de noviembre.

22-oct-2005

Futuro

El octavo arte

CAFE CIENTIFICO: CINE, LITERATURA Y CIENCIA
Puesto que el cine es resultado directo de la tecnología, no es...

22-oct-2005

M2

hudson

la vieja maltería junto a la autopista será rescatada como centro de un desarrollo inmobiliario de 50 hectáreas e...

21-oct-2005

Las12

Educación sexual

Los principales candidatos fijan posición frente a una ley que aún no existe pero es necesaria.

20-oct-2005

NO

Fingir menos

Los discos mutantes de Babasónicos......cambiaron su rumbo en cada aparición, pero ellos nunca perdieron identidad....

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.