las12

Viernes, 6 de agosto de 2010

Una muerte cada 43 horas y un problema que avanza

 Por Rosa Entel y Adriana Garcia *

La violencia extrema por parte de la pareja es la causa principal de las muertes de mujeres. Según datos evidenciados por denuncias o por la información de los medios puede decirse que ocurre una muerte cada 43 horas. Aunque en estos datos no figuran las muertes que se producen en los establecimientos de salud (en donde los fallecimientos posmaltrato figuran como paro cardiorespiratorio sin investigar su origen traumático) ni las mujeres y niñas que quedan discapacitadas y con pronósticos poco alentadores, ni los abortos por los golpes realizados por los maltratadores.

La sociedad toda no termina de tomar conciencia de este grave problema social, en ascenso, y de efectuar acciones puntuales destinadas a la protección de las mujeres en situación de peligro de vida. Las mujeres, ahora, se animan a dejar al violento, a denunciar más, pero se encuentran con pocas medidas e instancias de protección. En muchos casos, la separación ha venido precedida de hechos graves de violencia psicofísica y si bien implica un alivio para la mujer, la encontramos sumida en el miedo, el terror por amenazas, acosos personales, telefónicos y toda clase de coerciones. Por ende, ella se encuentra en una situación de vulnerabilidad y, frecuentemente, desprotegida.

Por eso, las mujeres que se animan a denunciar, deben ser protegidas por medidas de seguridad durante el período inmediato a la separación, y por un lapso amplio posterior.

Deberían implementarse medidas puntuales como el acompañamiento y sanciones inmediatas efectivas al agresor, que casi nunca cumple con las directivas de alejamiento del hogar.

Pero, en cambio, vemos sentencias judiciales que otorgan derechos a padres abusadores a acceder a sus [email protected], tomando sólo las concepciones de unidad familiar a ultranza o el imperativo del “rol paterno”, no toman en cuenta la seguridad de las mujeres y son ocasión frecuente de hostigamiento del violento hacia ellas. Mientras que los refugios existentes no alcanzan mínimamente a cubrir las necesidades de mujeres en grave situación de riesgo.

La realidad es elocuente: una vez más, una mujer es atacada y milagrosamente, vive....

* Integrantes de la Asociación Civil Grupo Despegar vínculos sin violencia.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Una muerte cada 43 horas y un problema que avanza
    Por Rosa Entel y Adriana Garcia *
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.