libero

Lunes, 13 de junio de 2005

FUTBOL › NADIE PODRA PASAR POR LA VENTANILLA HASTA LA ULTIMA FECHA

Un final de bandera verde

En la carrera del campeonato va a haber lucha en la delantera: Vélez venía con la fusta bajo el brazo, pero apenas entró en la recta final tropezó contra Instituto y abrió nuevas expectativas para el pelotón de escoltas. Arsenal y Racing son los que acechan con más chances al puntero. Abajo también hay pelea.

VELEZ
Si le hubiese ganado a Instituto, ya no había más nada que discutir en la punta. Ahora sigue siendo el de mejores chances, aunque en la última fecha tiene que jugar con Arsenal, lo cual convoca a los fantasmas de la última fecha del campeonato cuando el cuadro que por entonces dirigía Alberto Fanesi desaprovechó la manito que le había dado Independiente, venciendo a Newell’s. En este certamen sólo perdió dos veces, con Quilmes en la segunda fecha y ayer. Tiene 32 puntos. Su verdugo de ayer, Instituto, confirmó el gran envión que lo ayuda a huir del descenso: 2 triunfos y 4 empates en las últimas 6 fechas. El principal enemigo de Vélez es la propia hinchada, que presiona a sus jugadores apenas algo sale mal. Le quedan dos partidos como visitante: River en la próxima y Arsenal en la última fecha, y uno como local, Estudiantes, en la 18ª.

RACING
Empató los últimos tres partidos: Huracán de Tres Arroyos, Almagro y Colón, aunque el de ayer tuvo mejor sabor porque ya se sabe lo difícil que es el cuadro rojinegro en Santa Fe. Sus hinchas dicen a modo de lamento que si se hubiese vencido a Huracán y Almagro, dos rivales teóricamente muy accesibles, ahora tendría 33 puntos y estaría por encima de Vélez. También culpan al arbitro Gabriel Favale por cobrar un foul inexistente en el segundo gol de Colón. Tiene que jugar contra Lanús de local, Banfield de visitante y San Lorenzo, de local, en el cierre. Hay que tomarlo muy en cuenta.

ESTUDIANTES
Habrá que ver cómo se recupera anímicamente después de la contundente derrota en el clásico. Pozo a pozo, Reinaldo Merlo tendrá que ir rescatando a cada uno de sus jugadores para que afronten en buenas condiciones lo que se viene: Independiente en La Plata, Vélez en Liniers y Rosario Central en La Plata. Cuando se le descargó su principal arma goleadora, Mariano Pavone, Estudiantes entró en caída libre. Sus últimas performances marcan: victoria con Olimpo, empates con Boca y con Lanús, y derrota con San Lorenzo. Sus hinchas siguen confiando, pero las posibilidades de lograr el campeonato son, objetivamente, más lejanas que las que parecen decir los números.

ARSENAL
El tapado del campeonato. Ordenado, prolijo, práctico, corre con viento a favor. Después de perder en la novena fecha con Racing, inició una racha impresionante: empató con Newell’s y Lanús, y les ganó a Quilmes, Almagro, San Lorenzo, Olimpo y Boca. Atropellando cuando nadie lo nombraba, de golpe se metió en la conversación. Tiene 29 puntos y en la última fecha debe jugar con Vélez en Sarandí, lo cual potencialmente lo ubicaría en la misma línea que el gran candidato. También tiene que enfrentarse contra Gimnasia de local y contra el hermanito mayor, Independiente, de visitante. Si el domingo que viene gana y Vélez no consigue un buen resultado, sus posibilidades se van a incrementar notablemente. Hace un mes nadie le ponía un boleto a ganador; hoy es el enemigo.

BANFIELD
Pese a que tiene toda la energía puesta en la Copa Libertadores de América, el equipo que cuida y conduce Julio César Falcioni también está matemáticamente prendido en el campeonato. Tiene 26 puntos y la obligación de ganar en sus próximos compromisos: Colón y Racing en su cancha, y Argentinos Juniors, como visitante. No hay que descartarlo porque puede dar el batacazo.

ANTECEDENTES
La estadística marca que en los últimos tres campeonatos el que iba puntero en la fecha 16ª resultó el campeón. En el Clausura del 2004, Newell’s tenía a esta altura 30 puntos, contra 29 de Estudiantes y River y 27 de Vélez, y en la última fecha se consagró campeón con 36 puntos, pese a perder con Independiente, y Vélez fue segundo con 34. En el Apertura del 2004, River tenía 36 y Boca 34, y finalmente los de la banda lograron el torneo con 40 contra 36 de Boca. En el Clausura 2003, Boca tenía 35 puntos, 5 más que San Lorenzo. Llegó al título con 39 puntos. Desde esta perspectiva, Vélez tiene todo para alcanzar el primer lugar en la chapa.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.