libero

Lunes, 8 de noviembre de 2010

FúTBOL › SAN LORENZO E INDEPENDIENTE PROTAGONIZARON UN EMPATE SUMAMENTE ABURRIDO

Los 90 minutos estuvieron de más

El calor acentuó las debilidades de uno, que venía de una paliza en el clásico, y otro, que alineó más suplentes que titulares pensando en la Sudamericana. Ni los goles en el arranque del complemento reanimaron el partido.

 Por Ariel Greco

Podrían haberlo evitado. Con semejante calor, un domingo casi al mediodía, sin demasiado en juego. Para San Lorenzo, con el pesado antecedente del 0-3 en el clásico ante Huracán. Para Independiente, con el agravante del viaje a Colombia y la cabeza en la Copa Sudamericana. Hubiese sido mejor si se ponían de acuerdo, se repartían los puntos y no se agotaban en un partidito que se olvidará muy pronto.

Como un viejo Falcon, el equipo de Ramón parece tener hasta tercera marcha, con la palanca de cambios en el volante. La defensa muestra cierta solidez, en el medio logra tener contención, pero de tres cuartos de campo hacia adelante es una formación casi

inofensiva. Por características, el único jugador que podría desequilibrar es Romagnoli, pero se le nota que su esplendor pasó hace tiempo. Y por juego asociado, las limitaciones también se manifiestan en exceso. Por eso, su caudal en ataque queda limitado a lo que puede generar con pelota detenida, la única fórmula con la que el equipo de Ramón puede ser temible.

Parecía en los primeros minutos que, con la movilidad de Rovira, San Lorenzo podía encontrar una buena alternativa para ese déficit. Incluso el juvenil delantero tuvo una muy buena ocasión cuando Romagnoli lo dejó mano a mano con Navarro, pero definió muy ajustado y la pelota rozó el segundo palo antes de salir. Sin embargo, con el correr de los minutos lo de Rovira se fue desdibujando, incluso con dos pifias de principiante. Así, los ya crónicos problemas ofensivos de San Lorenzo volvieron a quedar expuestos.

Del otro lado, lo de Independiente tuvo algún justificativo más. Con la cabeza en la Sudamericana, Mohamed optó por reservar titulares y colocó una formación plagada de suplentes. El mérito estuvo en que la idea de juego estuvo más clara que en el conjunto local. Luego de que pudo neutralizar las corridas de Rovira, Navarro ya no pasó sobresaltos y consiguió emparejar y hasta controlar el desarrollo. Su problema es que tampoco los jugadores de ataque le rindieron, salvo Gómez, desequilibrante con la gambeta y pícaro en el cuerpo a cuerpo. Sin conducción, porque Gracián no se encontró en el partido, excepto cuando apareció por la izquierda y sacó un derechazo que se estrelló en el travesaño, el equipo de Mohamed tampoco logró profundidad.

Con ese panorama, los goles no podían llegar de otra manera que como se dieron. A partir de la pegada de Aureliano Torres, San Lorenzo anotó a través de Tula, que capturó un rebote en el palo tras un cabezazo de Pereyra. E Independiente llegó al empate con una avivada de Gómez, que le ganó a Bottinelli (con infracción no cobrada) y cedió al medio para que Pacheco, en segunda instancia luego de ser trabado, anotara de zurda su primer gol en el fútbol argentino.

Con los goles, poco más pasó. Los dos técnicos movieron sus piezas, en especial Ramón, que buscó variantes con los cambios. Romagnoli, que había arrancado por izquierda, luego fue enganche, más tarde pasó a ser volante por derecha y concluyó casi como extremo izquierdo. En ningún lado terminó pesando. Y así, el partido se fue yendo, con los silbidos de fondo de la hinchada de San Lorenzo, que no perdonó la caída en el clásico y los tibios aplausos de los de Independiente, más conformes por ser visitantes y por haber ido con suplentes. Por lo poco que mostraron, podría no haberse jugado.


Estadio: San Lorenzo.

Arbitro: Sergio Pezzotta.

Goles: 46m Tula (SL); 54m Pacheco (I). Cambios: 45m A. Torres (6) por Rivero (SL); 60m Galeano por N. Martínez (I); 66m I. Pérez por M. Velázquez (I) y Balsas por J. Torres (SL); 77m Rusculleda por Rovira (SL); 84m Nievas por Pacheco (I).

Incidencias: 86m. expulsado Galeano (I).

Compartir: 

Twitter
 

Julián Velázquez rechaza ante la oposición de Botinelli. Flojo partido en el Nuevo Gasómetro.
Imagen: Julio Martin Mancini
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.