libero

Lunes, 19 de marzo de 2012

FúTBOL › UNA BUENA VICTORIA EN SAN JUAN ANTE SAN MARTíN

Ganó Boca, pegó la vuelta

Las derrotas contra Fluminense –por la Copa– e Independiente –por el campeonato– parecen haber quedado muy atrás porque en menos de una semana Boca se recuperó en los dos frentes. Le ganó a Arsenal con lo justo el miércoles pasado por la Libertadores y ayer sumó tres puntos en el campeonato al superar a San Martín, en San Juan, en este caso con justicia y sin dejar dudas sobre sus méritos.

El equipo de Falcioni no jugó un gran partido, mostró algunas vacilaciones importantes en el fondo y tardó demasiado en llegar a la red, pero en todo momento dio una clara sensación de superioridad colectiva e individual que se reflejó en las distancias que separaron a las situaciones de gol creadas por uno y otro equipo.

El tanto que definió el encuentro se produjo sobre la mitad del segundo tiempo. Silva –siempre inquieto, siempre activo- aunque no lograra convertir– bajó de taco una buena pelota habilitando a Chávez quien, cayéndose, metió el balón en cortada para Erviti. De zurda, el ex jugador de Banfield y San Lorenzo cruzó la pelota al segundo palo y asunto liquidado.

En el primer tiempo, Boca había tenido una acción muy similar en la que Mouche quedó mano a mano con el arquero sanjuanino, pero en lugar de cruzar la pelota al segundo palo, es decir, eso que hizo muy bien Erviti, le dio al primero y la pelota se fue lejos del palo. Mouche fue protagonista de la mayoría de las jugadas en las que Boca se arrimó al área local en el primer período. La más clara fue un cabezazo, luego de un lateral de Roncaglia que se fue por encima del travesaño, porque no logró darle con el frontal hacia abajo, como marcaba la lógica.

Habitualmente se le viene recriminando a Mouche que no tira buenos centros y no aprovecha la buena cabeza del uruguayo Silva. No es el único: Gaona Lugo, la semana pasada, llegó más de una vez hasta el fondo, pero falló a la hora de mandar el balón hacia el medio del área; algo parecido le ocurrió ayer a Araujo, cuando entró por Mouche en el segundo período. Deberían pasarles videos de Guillermo Barros Schelotto, que en sus mejores tiempos le apuntaba a la cabeza de Palermo y Boca facturaba. Falcioni debería trabajar en este aspecto y también en las coberturas defensivas en jugadas de pelota parada. Ayer sobre el final del partido, Grabinski tuvo una chance muy clara para el equipo local porque nadie lo tomó en su entrada al área. Orion no tenía mucho para hacer, pero la pelota se fue por arriba del travesaño.

El partido tuvo un arranque favorable para el equipo local, que manejaba bien la pelota a través del hábil Poggi, pero no duró mucho. Boca se fue afirmando de a poco en el medio con el Flaco Somoza y comenzó a elaborar algo de juego con los toques de Ledesma, Erviti y sobre todo del Pochi Chávez. Se nota la ausencia de Riquelme cuando las jugadas no salen fluidas pero, aun así, Boca era el que más proponía y por eso mantenía la pelota muy lejos de su propio arquero.

Compartir: 

Twitter
 

Con un buen zurdazo cruzado de Walter Erviti, obtuvo una merecida victoria y quedó a un solo punto de Tigre, el líder del campeonato. El conjunto de Falcioni no brilló, pero mostró más recursos individuales y mejor funcionamiento colectivo.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.