libero

Lunes, 19 de marzo de 2012

ARRANCó LA F-1 DE 2012

¿Que hay de nuevo?

Por P. V.

La Fórmula 1 de 2012 se puso en marcha en Australia y la victoria de Jenson Button y McLaren cortó la racha dominante de Red Bull. ¿Qué cambió? En un campeonato de 20 Grand Prix, una victoria es más relativa que nunca y especialmente si es en la primera carrera. Dentro de ese marco tan impreciso es posible, después de todo, sacar algunos apuntes de lo que produjo el primer GP de 2012 en Australia, aunque por supuesto todo es material opinable.

El dato más obvio es el cambio de mando. Apabullados por la demolición impuesta por Red Bull sobre los rivales en 2011, perdimos de vista que el equipo inglés generalmente no tiene comienzos de temporada a toda orquesta; éste ha sido uno de más de ellos. Sorprende que Sebastian Vettel no haya marcado la pole después de anotar 15 en 19 GG.PP. durante 2011, pero estaba dentro de lo previsto: los grandes cambios técnicos de 2012 pasaron por el rubro aerodinámico, el fuerte de Adrian Newey. Las siete décimas de desventaja en clasificación no son pocas; en carrera, la diferencia fue menor.

Dentro de todo fue un resultado más que aceptable para el equipo campeón del mundo: un podio (Vettel pasó del 6º al segundo lugar) y otro cuarto lugar, la mejor posición lograda por Mark Webber en Australia desde su debut (había sido quinto con Minardi ese día de 2002, pero jamás mejoró ese resultado).

Mucho mejor fue, obviamente, lo conseguido por McLaren. Uno-dos en clasificación que podría haberse mantenido en carrera de no haber sido por el pace-car surgido tras el abandono de Vitali Petrov (Caterham), justo una vuelta después de que ambos McLaren se detuvieran a cambiar neumáticos. Vettel, que ingresó una vuelta después (ya con la carrera neutralizada), le ganó en esa maniobra el segundo lugar a Hamilton.

Button (¿el Prost del siglo XXI?) entregó acaso una de sus mejores performances en la F-1, en estas condiciones que tanto le agradan, para conseguir su 13º triunfo en la categoría. Se las arregló hasta para mantener la temperatura correcta de sus neumáticos cuando se produjo la neutralización y Vettel recortó diez segundos de un saque. Hamilton es el más veloz de la dotación McLaren, pero Button es el piloto más completo y una vez más quedó demostrado.

Quedó la duda sobre el auténtico potencial de los coches de Woking. Después de la carrera, el director deportivo Martin Whitmarsh afirmó que el equipo se había equivocado en el cálculo del combustible y que desde el giro 8 Button había corrido ahorrando consumo. La implicancia es terrible: sugiere que la diferencia pudo haber sido mayor en condiciones normales. ¿Será realmente así o fue solamente humo para preocupar más a los rivales?

Otro detalle: Vettel fue segundo con la siguiente secuencia de neumáticos: blandos-blandos-medios. Button ganó con blandos-medios-medios. Los McLaren no necesitaron tanto del caucho para imponer su velocidad, de hecho Button marcó el record de vuelta del Grand Prix con el compuesto medio; parece más que los Red Bull tuvieron que acudir a la performance de las gomas para recortar parte de la ventaja porque poco de la mecánica que dispusieron podía hacerlo.

Ferrari no decepcionó. En realidad, ya lo había hecho. Que no llegaran a la etapa decisiva de la clasificación confirmó el desastre en el que están inmersos, con un auto poco competitivo que sigue sin poder sacar el mejor jugo de sus cubiertas. Pero Fernando Alonso volvió a recordarnos que sigue siendo, probablemente, el mejor piloto de esta Fórmula 1, y estuvo muy cerca de un podio prohibido, como había reconocido el DT Pat Fry dos semanas atrás. Fue solamente Alonso, no la F2012, el que mantuvo a raya a Pastor Maldonado y el flamante Williams-Renault, que en una carrera casi saca más puntos que todo el equipo en 2011.

Mercedes amagó y en eso se quedó. Buena velocidad en clasificación, con un nivel superior de docilidad conductiva respecto de 2011, como reportaron tanto Nico Rosberg como Michael Schumacher. Se creyó confirmada la sospecha de que el equipo anglo-alemán superaba a Ferrari en la tabla de méritos, pero la carrera mostró otra cosa. A Schumi se le rompió la caja tras diez giros (una falla intolerable para un Mercedes...) y Rosberg penó con el consumo de los neumáticos, sin siquiera entrar entre los diez.

Malasia, en una semana, aportará un poco más, pero con el material que los equipos llevaron a esta gira inicial de 2012, lo que no permite esperar muchas sorpresas.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.