libero

Lunes, 14 de abril de 2014

FúTBOL › BOCA JUGó MUY MAL Y APENAS EMPATó 0-0 CON COLóN

No se vio la mano de Bianchi

El conjunto xeneize mostró muy poca ambición para quedarse con un triunfo que necesitaba para pelear el torneo. Y para colmo en la última jugada del partido no le cobraron un clarísimo penal a Sosa, que desvió con el brazo un tiro libre de Colazo.

Si Boca tenía intenciones de pelear el campeonato, su excursión por Santa Fe resultó un retroceso y una decepción. Por la poca ambición que mostró y, sobre todo, por lo poco que produjo en ataque, el empate 0-0 ante Colón dejó un gusto a nada. Y si bien terminó quejándose por un grosero penal que no le cobraron en el último minuto, sus méritos fueros casi nulos. El conjunto santafesino, por más que se bajó de la punta, se fue conforme con el marcador.

Resulta poco entendible el partido que Boca planteó en Santa Fe. Ante un rival que hace un culto de la intensidad y con todos jugadores rapiditos y ágiles, Bianchi puso un mediocampo estático, sin jugadores capaces de romper líneas y que necesitan recibir la pelota al pie. Por eso, Boca se cansó de tener la pelota, pero casi nunca pudo poner un jugador en posición favorable. Ni hablar de generar una situación de gol.

Con la sola misión de estar concentrado y correr, Colón se encargó de neutralizar cualquier intento visitante. Y como Boca se equivocaba seguido cuando intentaba profundizar, las chances para contragolpear quedaban siempre a disposición. Claro que el plan de Osella para recuperar la pelota se llevaba a cabo tan cerca de su arco, que cuando lo lograba, le quedaba mucho campo por recorrer. Por eso las ocasiones de riesgo para Colón tampoco abundaban. Por eso apenas inquietó con una posibilidad de Luque, tras un grosero error de Grana al cerrar, con una corrida de Graciani que Insúa pudo neutralizar y con un tiro libre de Mansilla desde el borde del área, que tocó el travesaño cuando Orion poco podía hacer.

Ante ese panorama, Boca tuvo que esperar 30 minutos para generar su primera ocasión de peligro. Tras un centro desde la derecha de Gago, Gigliotti anticipó a Landa, pero su cabezazo fue bien tapado por Montoya. A partir de esa jugada, el equipo de Bianchi tuvo dos minutos en los que pareció que podía encontrar la fórmula para romper el cerrojo santafesino, con sendos desbordes de Sánchez Miño. Sin embargo, fue un espejismo, porque todo siguió como al comienzo.

Un cambio de actitud más el ingreso de Acosta por el inexpresivo Bravo le dieron otro ímpetu a Boca, que se decidió arrinconar a Colón. Y por eso Montoya dejó de ser un espectador y comenzó a tener trabajo, como dos tapadas abajo ante un cabezazo de Martínez y otro de Gigliotti. Pero esa presión de Boca se fue apagando con el correr de los minutos, al tiempo que Colón disimulaba las diferencias técnicas con actitud y empuje. Y con un zurdazo de Meli, de gran segundo tiempo, casi se lleva la victoria. No hubiese sido justo porque no acumuló méritos. Como tampoco mereció el triunfo Boca, que hizo demasiado poco como para un aspirante al título, más allá del insólito penal que no le cobró Pablo Díaz en la última jugada por una mano de Sosa en un tiro libre de Colazo.


Estadio: Colón.

Arbitro: Pablo Díaz.

Cambios: 45m Acosta (5) por Bravo (B); 62m Sosa por Poblete (C) y Curuchet por Alario (C); 75m Riaño por Gigliotti (B); 84m Colazo por Sánchez Miño (B); 90m Villarroel por Graciani (C).

Compartir: 

Twitter
 

n Gago, de flojísimo partido, intenta manejar la pelota ante Videla, el mejor jugador de la cancha. La actitud marcó diferencias.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.