libero

Lunes, 14 de abril de 2014

CONTRATAPA › DIEZ TíTULOS MUNDIALES EN SIETE CATEGORíAS

Pacquiao se recibió de monstruo

El filipino selló el record al reconquistar la corona welter OMB. Sigue garantizando espectáculo, aunque menos que antes.

 Por Daniel Guiñazú

Manny Pacquiao al fin recuperó el terreno que había perdido luego de sus derrotas de 2012 ante Timothy Bradley y el mexicano Juan Manuel Márquez. En la madrugada del sábado, sobre el ring del MGM Grand Garden Arena de Las Vegas (el mismo escenario donde, dentro de tres semanas, Marcos Maidana enfrentará a Floyd Mayweather) y ante 15.621 espectadores pagantes, el Pacman filipino tomó revancha de Bradley, le ganó ampliamente por puntos (116/112 en dos tarjetas y 118/110 en la restante) y recobró el título welter de la Organización que había perdido precisamente ante su vencido, en uno de los fallos más descabellados de los últimos tiempos del boxeo mundial. Además siguió abriéndose paso en la historia: con su victoria, Pacquiao logró su décimo título del mundo en siete categorías diferentes, de mosca (50,802 kg) a mediano junior (69,854). Un monstruo.

Seguramente, el Pacquiao que lanzaba centenares de golpes de todos los ángulos, con una velocidad y una convicción ofensiva inusuales, ha entrado en el pasado. La acumulación de batallas (su record trepa ahora a 56 triunfos, 38 antes del límite, 5 derrotas y 2 empates) y sus 35 años de edad le han pasado factura. Como también el estruendo interior que le provocó el tremendo nocaut en 6 asaltos que recibió de Márquez en diciembre de 2012. Tanto en su reaparición, en Macao el año pasado ante Brandon Ríos, como en el desquite con Bradley se lo vio fuerte al filipino. Pero mucho más lento e impreciso, y sin tomar riesgos exagerados a la hora del ataque. Sigue garantizando espectáculo Pacquiao. Pero menos que antes.

Como un caballero, Bradley aceptó su derrota y reconoció haberse quedado al margen de una hipotética pelea con el ganador de Mayweather-Maidana. Pacquiao (y su manager Bob Arum) en cambio no tienen dudas: después de quitarse la espina de Bradley, no le apuntarán a Mayweather (y muchísimo menos a Maidana). Pondrán todas sus energías en conseguir para antes de fin de año la quinta versión del duelo con Márquez. El Pacman ganó dos ediciones, Márquez una y hubo un empate. Es uno de los grandes clásicos del boxeo moderno. Si el tetracampeón mexicano derrota al estadounidense Mike Alvarado, el próximo 17 de mayo en el Forum de Inglewood en Los Angeles, no habrá manera de que no se repita.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.