libero

Lunes, 11 de agosto de 2003

FúTBOL › RIVER PERDIO 3-0 CON ESTUDIANTES EN LA PLATA

Se pinchó la galaxia

Fue la sorpresa del campeonato: el equipo de Bilardo se fue al entretiempo ganando por una ventaja impensada, mientras el de Núñez había perdido dos jugadores por lesión y uno por expulsión. En el complemento, la confusión generalizada le impidió al visitante siquiera lograr el descuento.

A pesar del equipo estelar que se viene anunciando, River sufrió su primer traspié en el torneo, y los nombres parecen no asegurar un rendimiento equilibrado. El 3-0 en contra que recibió en La Plata, ante Estudiantes, marca que el recorrido para defender el título logrado el mes pasado no será tan sencillo. Con mucho orden, Estudiantes volvió al triunfo luego de su debut con derrota, y provocó la primera sorpresa en lo que va del campeonato. Mientras Gallardo, Tuzzio, Virviescas –y posiblemente Ortega y Federico Domínguez– esperan para hacer su presentación, el presente no sabe de espera.
Sin duda, antes del inicio del encuentro resultaba una utopía pensar que Estudiantes se iba a ir al descanso con una ventaja de tres goles. Pero seguramente habrá sido la primera parte más accidentada que sufrió River bajo la conducción de Manuel Pellegrini. Apenas habían pasado ocho minutos cuando Ameli, luego de cabecear un tiro libre de Montenegro que contuvo Docabo, tuvo que dejar la cancha debido a un choque de cabezas con un defensor local, que le produjo traumatismo de cráneo con pérdida del conocimiento. Su reemplazante fue el debutante Vivas, y así Rojas pasó a jugar como marcador central. Precisamente Rojas convirtió el primer gol de Estudiantes a los 14 minutos, cuando intentó despejar un cabezazo de Farías entrando por el sector izquierdo.
Con la ventaja, Estudiantes se cerró bien atrás y le impidió a River llegar con claridad a Docabo. Y después de que Luis González remató apenas arriba del arco, en un contragolpe del local Rojas le cometió penal a Farías, y el propio delantero marcó el segundo tanto de su equipo. Para colmo, tres minutos más tarde, a los 33 de esa etapa, Maggiolo marcó el tercer gol de Estudiantes, de cabeza, luego de un rebote que dio Costanzo por un remate de Angeleri.
Después del gol, Rojas también tuvo que retirarse del partido por un probable desgarro, y el juvenil Mascherano ocupó su lugar. Pero River cerraría una noche para el olvido con la primera expulsión en su carrera de Fernando Crosa, a pocos minutos de que terminara el partido.
Con el golpe anímico por la diferencia, River trató de revertir toda su impotencia con disparos de media distancia en el segundo tiempo. Pero las dos jugadas más peligrosas terminaron en el palo. Primero Cavenaghi la picó por arriba del arquero y dio en el travesaño, y luego Coudet le pegó de derecha y rebotó en el poste izquierdo.
A esa altura, la confusión le impedía a River al menos descontar la diferencia, y Estudiantes terminó jugando con toques cortos, para el delirio de su gente.

Compartir: 

Twitter
 

el tecla farias yel pibe sosa festejan el gol del primero, que acaba de convertir de penal. El primer tiempo estudiantil fue magico.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.